FOTOS Castro será «quemada» a caballo para que haga un mejor Gobierno en el 2023

CF0F443A-178F-42B2-9154-FD7655AC39B7

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, representada en un monigote, será «quemada» en la última noche de 2022, montada a caballo, junto a su esposo, el expresidente Manuel Zelaya, para que en 2023 haga un mejor Gobierno que en 2022, dijo este jueves a EFE en Tegucigalpa el artesano Luis Lagos.

Otros dos personajes que serán «quemados» en la Nochevieja son el alcalde de Tegucigalpa, Jorge Aldana, y el pueblo hondureño, representado por «Juan Pueblo».

Los monigotes de los cuatro personajes serán rellenados con cohetes y petardos para quemarlos, como en una hoguera, despidiendo 2022 y recibiendo 2023, indicó Lagos, quien lleva 20 años haciendo los monigotes de personajes hondureños, por lo general políticos, más conocidos como «año viejo».

43C3D11A-D976-4BAC-B6E5-4CE55899FBE1

«Es una tradición que no se puede perder, nosotros le sacamos un poco de reflexión a estos años viejos, para que los mandatarios mejoren», subrayó Lagos al explicar que, en el caso de «Juan Pueblo», representa a todos los hondureños, que son «los que sufrimos todos los embates, todas las malas direcciones que tienen estos gobernantes».

Añadió que los monigotes de los mandatarios los hacen «con todo respeto», y que en su caso particular deseaba que Xiomara Castro fuera la presidenta de Honduras, pero que ahora que está en el poder percibe que no ha podido resolver problemas básicos que sufren los hondureños como el alto coste de la canasta básica, los bajos salarios y la devaluación de la moneda.

«Entonces, para eso los hemos hecho, para quemarlos este año y que en 2023 puedan revertir todas estas cosas negativas que se han dado para todo el pueblo», acotó Lagos.

ESCULTURAS HECHAS CON ESPONJA «A PUROS PELLIZCONES»

Otro de los artesanos del taller de tapicería de Luis Lagos, es Malcon Argueta, quien relató a EFE todo el proceso para hacer los rostros de los personajes a quemar en el fin de año.

0F9AD5BF-0E04-45FD-BF80-1F1EBB8A8882

«El material que uso es esponja que reciclamos en la tapicería, hago un bloque de esponja, luego voy trazándolo, redondeándolo a puros pellizcones y así voy formando el personaje que me toca, todo a base de pellizcones», indicó Argueta.

El artista señaló que su formación es autodidacta, que nunca fue a una escuela de artes y que su creatividad lo ha llevado a ser pintor de murales y escultor de madera, entre otras cosas.

Mientras mostraba las plantillas de lo que será el caballo en el que irá montada la figura que simbolizará a la presidenta de Honduras, dijo que Manuel Zelaya, aficionado a los caballos, irá a pie tirando la rienda de la bestia.

Al caballo le seguirán el alcalde de Tegucigalpa y «Juan Pueblo», acotó el artista.

La quema de los «años viejos», representando a reconocidas figuras hondureñas es una expresión popular que se ha extendido a otras ciudades del país.

Por lo general, el principal personaje a «quemar» en la Nochevieja es el titular del Ejecutivo, que en esta ocasión y por primera vez en la historia de Honduras, está al frente de una mujer, Xiomara Castro.

Deja tu comentario