Finanzas-Covid-miedo ¿cómo evacuar de manera exitosa esa ecuación?

Captura COMERCIO

El asesor financiero, Rolando López, brinda algunos apuntes que pudieran resultar de utilidad si está pensando reiniciar su negocio después de la emergencia sanitaria, incluso son aplicables a la economía familiar.

Comienza por decir que «el miedo es una actitud que nos lleva a la inseguridad producto de un futuro incierto que podamos tener, ahora enfrentamos un miedo doble, por decirlo así, cuando toda persona que emprende, que trabaja tiene miedo al desafío, al futuro, al riesgo de inversión, al riesgo en el trabajo (de perderlo) y al mismo tiempo ahora estamos en un tiempo a causa de la pandemia, de la crisis de salud que estamos viviendo, donde literalmente la vida se siente amenazada

Y ahora que se está habilitando la economía, el riesgo es mayor por el temor a la salud, el quebranto de la vida, porque se está exponiendo en una situación donde sabemos que el cuerpo no va a responder, colapsa; y a veces, aunque se tenga el recurso para responder a la salud, pero el sistema ya está limitado, pues por lo mismo, el virus es amenazador.

Así nos encontramos en un dilema muy particular que está entre la economía y la vida misma. Y yo creo que lo primero que tenemos que hacer, usando la sabiduría de Dios, usando la prudencia, es tomar las medidas correctas para poder reaperturar.

Y yo creo que cada persona que está reaperturando su negocio tiene que aprender a enfocar una mentalidad y una actitud correcta y ser consciente de esta realidad, que no va a ser una avalancha o clientes que llegarán, sino que será progresivo, será como volver a iniciar un proyecto porque los mercados están fragmentados.

Será muy importante que cada persona que se desarrolla en su rubro que aprenda a leer las tendencias del mercado, sus posibilidades y hay una palabra que para mi es emblemática y he estado compartiendo en muchos talleres que es REINVENTARNOS.

Es aprender a conectarnos con un nuevo desafío de creatividad; porque esto nos cambió el modelo de familia, de negocio, incluso nos cambió el modelo de hacer iglesia, porque ahora mucho de lo cotidiano se está haciendo virtual y esa es la habilidad que hay que tener en el contexto de la productividad.

Buscar nuevas opciones y de repente el rubro que se ha estado desarrollando hay que revisar si en realidad es una necesidad o una respuesta a lo de ahora. Entonces uno tiene que revisar si la tendencia de ahora, lo que ha estado haciendo, verdaderamente funciona para lo que el sistema me está pidiendo.

Entonces la habilidad que tiene que tener un emprendedor es, número uno caminar en sabiduría para preservar la vida, porque de nada sirve que haga capitales si lo va a ir a gastar en una clínica y si al final usted va a perder la vida.

Lo segundo es tener la mentalidad y actitud correcta, aquí tenemos que aprender a ver las oportunidades en medio de la crisis, el recurso viene por solucionar problemas y responder a necesidades.

Todos hemos podido ver que cuando hemos estado preocupados por el virus, usted se da cuenta que otros arriesgan y salen vendiendo guantes y gel y quiérase o no llevan el sustento a su casa; eso es porque tomaron un riesgo y respondieron a una necesidad. Negocios que no vendían a domicilio, ahora tendrán que innovar y llevar productos a domicilio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 − 7 =