Finalizó el tiempo en que las empresas podían solicitar suspensión laboral por fuerza mayor

SUS PICS


En el Cohep hay malestar, porque la Secretaría del Trabajo les está exigiendo a los empleadores presentar estados financieros para proceder con la solicitud de suspensión laboral.

Ahora si alguna empresa acude a la Secretaría del Trabajo a solicitar suspensión tiene que ser por causa de no contar con los recursos económicos, o no los encuentra para poder operar, pero ese ya no es motivo de fuerza mayor, como los efectos de las inundaciones o del confinamiento, sino que son causas predecibles y eso tiene otro procedimiento.

Así lo expresa el asesor legal del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Gustavo Solórzano. “En donde incluso la empresa, tiene que darle notificación previa de 30 días al trabajador antes de la suspensión”.

“Nosotros lo que estamos viendo es un tema de legalidad, no hay que equivocarnos y yo creo que eso es lo que le ha faltado mucho al país, es el Estado de Derecho, porque muchas veces las instituciones encuentran requisitos que no son necesarios y eso es lo que nos tiene también en muchos atrasos de trámites administrativos y entorpecemos la administración pública más bien, cuando comenzamos a inventarnos un montón de requisitos que la ley no establece”.

Eso viene al caso de un comunicado que recibieron los empresarios emitido desde la Secretaría del Trabajo, en el sentido que para recibir solicitudes de suspensión laboral es necesario presentar estados financieros, aquejó Solórzano.

“Eso no es un requisito establecido por ley y ahí estamos en contra nosotros, porque tampoco es un requisito que se ajusta a la causa, así es que a la Secretaría respetuosamente y sabemos del profesionalismo que tiene, pero le pedimos que corrija eso”, dijo el dirigente empresarial.

En sus cuentas, el Cohep estima que el número de trabajadores suspendidos es alrededor de 250 mil. “Pero este dato lo vamos a conocer con el registro que haga la Secretaría del Trabajo a partir del lunes 18 y hasta el viernes 26 de febrero”.

También refirió que hay una cantidad de solicitudes de suspensión que no han sido recibidas por la Secretaría del Trabajo, y mientras eso no sucede, continúan siendo suspensiones de hecho, lo cual puede derivar en litigios legales por parte de los trabajadores afectados.

“yo creo que aquí, lo que hay que velar, y lo sacamos en el comunicado nuestro, es la armonía de trabajadores y empleadores. Miren, no nos dejemos engañar, ahorita un montón de trabajadores les van a salir litigantes que los van a azuzar ‘que han sido vulnerados’, ‘que hay que demandar’, ‘que hay que accionar’; y eso va a ser muy común para los trabajadores pero hay una realidad de país y es que todos hemos sufrido”, reveló en el sentido que la crisis ha sido para todos los sectores, incluso para el Estado que ha dejado de recibir impuestos.

“Entonces yo a lo que apelaría, incluso tanto a los trabajadores como a empleadores es que lleguen al diálogo social, lleguen a acuerdos, hay muchas empresas que hoy no es que no quieran continuar con el trabajador, es que no pueden continuar manteniendo el pago”, con ese panorama recomendó que lo mejor es llegar a un acuerdo de terminación por mutuo consentimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.