Federico Álvarez expresidente del BCIE expone fórmula para el despegue económico

Esta fórmula que expone el señor Álvarez, consiste como principio inmediato, lograr la vacunación total de la población, luego concebir un clima de inversión en el país, mismo que pasa por la obtención tácita de un Estado de derecho, ¿podemos?

Diversos sectores visualizan que la institucionalidad nacional desde hace unos años a la fecha, se ha venido deslizando de forma peligrosa por un tobogán, en donde desde adentro el panorama se aprecia seguro, conducente hacia estadios de desarrollo; pero que desde afuera los amigos gritan desesperados, porque lo que ven que en realidad ese ‘tobogán’ lleva al país hacia un abismo.

De tal forma, para Federico Álvarez, ex presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), no hay ninguna duda que el clima de inversión lo propicia el Estado de derecho.

“Entonces si queremos realmente recuperar el país, que hoy está de rodillas, donde se ha incrementado la pobreza en un 8%, estamos con un país del casi 75% de pobres, donde casi la mitad de la población está por debajo de la línea de pobreza extrema, entonces tenemos que generar inversión, tenemos que generar empleo”.

“Las dos claves para generar inversión y generar empleo de forma masiva, levantar el país y comenzar a ver crecimiento y prosperidad son: 1. Vacunar a la población y 2. El crear un clima de inversión adecuado para que haya confianza y ésta la da, sobre todo, el Estado de derecho”.

Estado de derecho que pasa por un sistema judicial independiente, leyes que se cumplan, erradicación (no disminución) de la corrupción. Esto es urgente porque el país se está deteriorando cada día más. Cada día nos estamos acercando a una situación más difícil, cada día hay más pobreza, hay más hambre, hay más desesperación”, pormenorizó el señor Álvarez.

Para él es un mal síntoma el hecho que tanta gente esté con ansiedad por salir de su país, porque no se trata de un simple deseo que a la gente le nace de manera espontánea. “No debemos centrar nuestra esperanza únicamente en la exportación de población hondureña a otros países, porque no es lo correcto, lo correcto es que el país le dé las oportunidades de una vida digna a su población”.

Álvarez no tiene duda que haciendo las cosas de forma correcta, actuando con honestidad todos los sueños que motivan a migrar a tanta gente, se pueden lograr aquí.

Sin embargo, mientras continúe de forma galopante la corrupción pública administrativa, que en la administración de justicia impere la impunidad, mientras los funcionarios en todos sus estratos no sean diligentes en sus funciones, honduras continuará deslizándose, de forma irremediable por ese tobogán directo hacia el abismo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *