Falta de liderazgo del titular del Legislativo denota que a Redondo le quedó grande la camisa

ELM redemiin


Para el reconocido abogado, Leonel Núñez, el hecho que no se haya podido convencer de una forma armoniosa a 15 diputados de las diferentes bancadas para la aprobación del nuevo Presupuesto General, es una muestra de falta de liderazgo.

“Si se fija hay algunos diputados del partido de gobierno que cada vez que tienen la palabra es para estar ofendiendo, ni siquiera buscan una tregua, sino que cada vez que abren el micrófono empiezan a dar duro a la segunda bancada mayoritaria, que sin esos votos puedan ellos aprobar proyectos que necesiten una votación calificada”, expresó.

Para él, con 11 meses de trabajo, las aguas deberían estar a un “nivel normal”, debería haber una verdadera camaradería. “Creo que algunos diputados del partido de gobierno deberían ir bajando un poquito el gas en el sentido de seguir insultado a esa oposición que se necesita”.

“Y hoy con un encargado del Congreso Nacional en donde ni siquiera su misma bancada está muy contenta con él, entonces todo eso viene a causar cierta fricción interna en donde la elección para los magistrados el próximo año realmente va a ser un trabajo mucho más arduo que el que tuvieron siete años atrás para elegir”.

Para Núñez el hecho que no pudieran convencer a 15 diputados que era el número restante para que el nuevo Presupuesto General hubiera podido ser aprobado antes que los legisladores se fueran de vacaciones de fin de año, es una prueba de la falta de liderazgo que existe en el Legislativo.

“Allí podemos darnos cuenta de que realmente no existe un liderazgo o una persona conciliadora dentro de ese hemiciclo y hoy, siento yo, que van a tener que utilizar al asesor presidencial para que vuelva al Congreso y se siente con las diferentes bancadas para ver si logra llegar a este consenso”, consideró.

A juicio de Núñez, al final el tema del Presupuesto es una herramienta de negociación de cara a la siguiente y trascendental elección de la próxima Corte Suprema de justicia.

“Pero este año que viene siento yo que va a ser muy difícil para la junta directiva, en vista que muchos de sus miembros están sumamente cuestionados y aparte de eso, la cabeza que han puesto no tiene la capacidad de conciliar o de convencer a las demás bancadas”.

“Viene la elección del Corte Suprema de Justicia, yo no creo que ningún partido de los grandes vaya a ceder posición, por lo tanto, es probable que el próximo año Libre no solo tenga un Partido Nacional un poco rebelde, sino que también tenga un Partido Liberal y un Partido Salvador de Honduras poco rebelde, en una vía de oposición directa con el gobierno”, vaticinó.

Deja tu comentario