Fallece víctima del Covid el periodista Mauricio Torres Molinero

don mauricio 2
El luto vuelve a hacer acto de presencia en el gremio periodístico con el fallecimiento de don Mauricio Torres molinero.

Este sábado se ha dado a conocer la triste noticia del fallecimiento del periodista, abogado y ambientalista, Mauricio Torres Molinero, como desenlace fatal del mortal Covid-19, que ya enluta a millares de hogares hondureños.

Don Mauricio gozaba del respeto en la sociedad hondureña por su postura intachable ante los intereses legítimos, tanto de la nación como de la patria, esto en cualquiera de sus actividades que le correspondió enfrentar.

Desgraciadamente, la cruel pandemia que azota a Hondura y al mundo es cada día más implacable y cada día reclama más vidas, hoy para tristeza y profundo dolor de familiares, colegas y amigos de don Mauricio le correspondió dormirse en la muerte.

Un paso que de forma ineludible, todos tendremos que dar un día, pero que como yace inscrito en lo más profundo de nuestro ser, el creador grabó que le correspondía vivir para siempre, de ese modo uno no desea morirse, sin embargo es parte de la paga por el pecado original.

JUAN 3:16  «Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna».

Pero quienes tenemos conocimiento de la verdad, sabemos y guardamos la promesa  otorgada por Jehová Dios y manifestado mediante el sacrificio de su hijo Jesucristo, que volveremos a vivir en un sistema libre de la maldad y de la muerte, que sea ese el consuelo que llegue a todas las familias que hoy sufren de este látigo, en particular a los deudos del colega Mauricio Torres Molinero.

2 Corintios 1: 3   «Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de tiernas misericordias y el Dios de todo consuelo.  4 Que nos consuela en toda nuestra tribulación, para que nosotros podamos consolar a los que se hallan en cualquier clase de tribulación mediante el consuelo con que nosotros mismos estamos siendo consolados por Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − tres =