Expresidente sudafricano, Jacob Zuma, se entrega a la Policía para cumplir una pena de 15 meses de prisión

El expresidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, se ha entregado a la Policía para empezar a cumplir la condena de prisión de 15 meses que le impuso la Corte Constitucional de Sudáfrica el pasado 29 de junio, por desacato al tribunal después de que desafiara una orden de comparecencia ante un panel judicial que investigaba la corrupción durante su mandato, entre 2009 y 2018, informa AP.

La decisión judicial autorizaba el arresto de Zuma, de 79 años, en caso de que no se personara ante la Policía antes del 8 de julio. Poco antes de la fecha límite, que expiró la pasada medianoche, un convoy de vehículos en el que iba integrado el coche de Zuma salió de su residencia en Nkandla.

«El presidente Zuma ha decidido acatar la orden de encarcelamiento. Va en camino para entregarse al Centro de Servicios Correccionales en KZN [provincia de KwaZulu-Natal]», informó en un tuit la Fundación Zuma. Poco después, la Policía confirmó que el exmandatario estaba bajo su custodia.

Tras emitirse esta determinación, los abogados de Zuma emprendieron esfuerzos legales para prevenir el arresto y revocar la sentencia. Las correspondientes peticiones se escucharán este viernes en una corte regional y el próximo lunes en la corte constitucional. 

Centenares de partidarios de Zuma se congregaron frente a la casa del expresidente el pasado fin de semana con intención de prevenir su arresto, retirándose el domingo.

En una causa separada, Zuma está siendo juzgado, supuestamente, por recibir sobornos del fabricante de armas francés Thales vinculados a un acuerdo de armas de 1999.

Fuente: Reuters/RT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + veinte =