Exmagistrado expone por qué las reformas a la Ley de Administración Pública serán beneficiosas

Es el reconocido abogado Ramón Barrios, quien además considera que estas reformas también vendrán a mejorar el porcentaje de éxito del Ministerio Público.

Barrios comienza por reconocer que son tres funciones básicas del Poder Legislativo: crear, reformar y derogar leyes. Tomado desde este ángulo, la reforma al artículo 115 de la Ley de la Administración Pública se encuentra desde lo constitucionalmente establecido, indicó el ex magistrado de la Corte de Apelaciones en San Pedro Sula.

En cuanto al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) su fin fundamental es el de investigar a posteriori al funcionario público qué uso le dio a los fondos que le fueron otorgados. Desde su égida, el TSC es una de las instituciones con que cuenta el Estado para combatir la corrupción.

Barrios expuso que “en este momento, tal como está la ley, tanto el TSC como el Ministerio Público (MP) pueden auditar los fondos públicos ejecutados por un funcionario. Reconoció que la reforma en discusión le quita la autoridad MP para que proceda directamente”, explicó.

Consideró que esto no es malo, porque es así como sucede en los demás países de Hispanoamérica y en Europa, “los órganos especializados de auditoría de cuentas en materia de dinero público son los Tribunales Superiores de Cuentas, esto porque se supone que son los organismos que tienen el recurso humano especializado» que por cierto, no lo tiene el Ministerio Público.

Con este razonamiento, le encuentra explicación al porqué muchos de los requerimientos fiscales que ha presentado el MP, no logran éxito en los tribunales. “Precisamente por las deficiencias en las labores de auditoría que realiza el MP, porque quién es el órgano encargado por naturaleza de hacer eso”, se preguntó así mismo, y prosiguió. “El TSC”, recapituló.

Barrios se mostró también en contra que los auditores internos en cada una de las instituciones del Estado, sean nombrados por la administración de esas instituciones, a su juicio y para una mayor efectividad de la labor fiscalizadora, es que los regentes de esos cargos sean nombrados por el TSC.

Con ello evitaría, sin duda, que los funcionarios incurran en errores de forma o de fondo al momento de ejecutar sus respectivos presupuestos. Barrios lo propone como un aporte del programa La Tertulia, en donde él tiene participación con sus aportes analíticos en materia legal.

Consideró que lo correcto es que una vez que el TSC encuentre indicios de un ilícito, le transfiere el caso al MP y ahí ya va con mayores posibilidades de éxito, porque la fiscalía partirá de un informe elaborado por personas conocedoras de la materia de auditoría, concluyó.

Barrios lado positivo reformas


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*