Exempleados están ‘redondos‘ de esperar que diputado les pague prestaciones

Se trata de un grupo de 15 exempleados de la  empresa “Colybri”, propiedad del diputado Luis Redondo, quien por más de dos años ha eludido esa responsabilidad.

Entre los exempleados afectados se encuentra don Carlos Torres quien laboraba como guardia de seguridad. Él reconoce que al principio “don Luis era excelente, Marisela también fue muy especial con nosotros, pero después empezó con cosas, bueno a mí al final los cheques me rebotaban, ya no hubo sueldo”, que por cierto era de 8.000 lempiras al mes.

Esos cheques resultaron ‘kanguros’ durante cuatro quincenas. En su humildad, don Carlos se refiere al cálculo de prestaciones que le hicieron en la Secretaría del Trabajo como una cantidad “algo grandecita”.

“Pues en el Ministerio de dijeron una suma algo grandecita, 118 mil, me parece, yo por eso digo, por qué no nos hizo un despido, no que en el Ministerio nos dijeron que era un despido indirecto”, expresó, este señor que por cierto ya es de la tercera edad.

Agregó que cuando le pidieron las llaves no le dijeron nada, nada; tampoco él (Luis Redondo) ha querido hablar con ellos, por eso cuando lo ve o lo escucha por los medios de comunicación que hace denuncias de corrupción, a don Carlos le abaten varias dudas.

“Pues yo me pregunto por mi solo, que cómo él que es diputado, hablaba bastante de corrupción y, no sé qué le pasó a él, porque ya cuando cerró y nosotros quisimos hablar, en el Ministerio se puso a contar unas historias de cómo era que él había empezado, y nosotros lo que queríamos era nuestro dinero, no de cómo era que él había empezado”, relató don Carlos.

le pido que se ponga la mano en la conciencia, que hable con nosotros, que aunque sea nos pague por partes, que no sea de un solo, yo le acepto, yo soy pobrecito. Si don Luis se pone la mano en la conciencia y me diera el dinero, pucha para mi sería una gran alegría”, relató el afligido ciudadano.

Cada uno de los 15 exempleados afectados por el diputado Luis Redondo relata valladares que han vivido desde que fueron dejados en ‘el limbo’. Una de ellas es doña Gisella Miselén, quien laboró para el Grupo Colibrí por más de 12 años.

Ella relató que al inicio resulto ser una empresa rentable, lo malo empezó a llegar cuando se metió a la política, porque descuidó totalmente al negocio y no delegó funciones “Para que las personas que trabajaban en la oficina pudieran hacer proyectos o cualquier otra cosa”, consideró Miselén.

ESO DE ‘ESCUPIR PARA ARRIBA’ ES FREGADO PORQUE LE VUELVE A CAER

La señora Miselén relata que de imprevisto les quitó el acceso al sitio digital en el que laboraban, lo cual lo consideraron como un despido indirecto; sin embargo en la oficina de Tegucigalpa fue más condescendiente que con los empleados de San Pedro, aunque el resulto fue idéntico.

“Él nos llamó a todos, en mi caso me dijo que ‘muchas gracias por tu trabajo… que esto y que el otro…yo en algún momento voy a pagarte, porque no soy ningún pícaro sinvergüenza’ bueno estamos hablando que eso fue en el 2017”…ENTONCES  ¡NO QUE NO! … y ya estamos en el 2020, soy una persona con discapacidad y con mi edad, no he podido encontrar trabajo”, relató con angustia.

Reafirmó que su ex patrón no ha querido dar la cara, no ha querido conciliar con ellos, que incluso agotaron la vía administrativa, por lo que ahora el problema fue llevado a la vía judicial, donde tampoco se presentó a la segunda audiencia, para el próximo mes de mayo está programada una tercer audiencia.

También relató su historia Cesar Valladares quién laboró 11 años en edición de contenidos para grupo Colybri y al igual que le resto de sus ex compañeros hacen un llamado al diputado Luis Redondo para que les cancele sus prestaciones y ya no evada su responsabilidad.

A los ex empleados de Redondo también se les hace extraño la actitud del Ministerio de Trabajo y del Tribunal Laboral, pues estos no han actuado de acuerdo a la ley y le han permitido al parlamentario pisotear sus derechos laborales.

Es más el grupo de ex empleados de San Pedro Sula no han podido entregarle la notificación del Ministerio de Trabajo al Diputado Luis Redondo y esta institución que debería de velar por los derechos laborales de los trabajadores no actúa de oficio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


diecinueve + 10 =