EXCLUSIVA: Hermana de Riccy Mabel habla por primera vez del horrible asesinato de la normalista

EXCLUSIVA: Hermana de Riccy Mabel habla por primera vez del horrible asesinato de la normalista

Por: Cinthia Galindo

Aunque ya pasaron más de 30 años del trágico asesinato de su hermana, Riccy Mabel Martínez Sevilla, quien era estudiante de la Normal Pedro Nufio, Ony Martínez recuerda como si fuese ayer los últimos días de vida de la joven, y el momento que le tocó reconocer su cadáver en la morgue Judicial de Tegucigalpa, la capital de Honduras.

El jueves 10 de julio de 1991, antes que la normalista desapareciera, Ony y Riccy estaban felices; la primera porque iba a casarse y segunda porque se enteró de la noticia que alegraba a una de las mayores de la casa, con quien le gustaba dormir.

“Le conté que me iba a casar y que estábamos en los preparativos de la boda y ella me dijo ‘que bueno Ony, te felicito, Dios quiera que todos tus sueños se hagan realidad’, ella estaba feliz, porque yo me iba a casar con ese muchacho, e inclusive habló con mi mamá, fue en una llamada (telefónica) que realizó como a eso de las 7:00 de la noche”, relató la hermana de Riccy en exclusiva a Noticias 24/7 HN.

Esa fue la última vez que Ony escuchó la voz de la estudiante. Recordó que fue el domingo 14 de ese mes, que les cayó otra llamada de la misma casa, donde vivía Riccy, pero en esa ocasión no era ella para saludarlas como solía hacerlo, sino que era la maestra con la que vivía en la colonia Víctor F. Ardón deTegucigalpa, para darles una mala noticia, pues les dijo que estaba preocupada porque su hermana no aparecía.

“Le pregunté desde cuándo desapareció y la profesora me dijo ‘desde ayer al mediodía’, a ella (la maestra), Riccy solo le dijo que le urgía salir que cuando regresara iba a comer. Y yo le dije si fue ayer, por qué me viene a decir eso hasta ahora, profesora sea sincera Riccy acostumbraba hacer eso, le pregunté y ella me respondió, no, si por eso es que estoy preocupada, porque ella nunca hace eso”, memorizó Ony.

La maestra le comentó que ya habían ido a buscarla a las postas policiales  a reportarla como desaparecida, pero en las Estaciones de Policía le manifestaron que tenían que esperar 24 horas para iniciar una investigación. Así que fueron a buscarla a los hospitales sin obtener un resultado positivo, ya que no la encontraron.

Esa noche, contó que no pudo conciliar el sueño y lo poco que pudo dormir, soñaba que pasaba un bus frente a su casa y que ella lo miraba por la ventana; en el vehículo iba Riccy. “Yo, llorando le gritaba en el sueño, Mabelita donde estás, no te vayas que te andamos buscando y ella solo me dijo adiós con la mano”.

En cuanto pudo, que fue el día siguiente, Ony viajó de La Ceina a Tegucigalpa, para iniciar la búsqueda de Riccy, con el novio de la estudiante al que identificó como René Rodríguez.

WhatsApp Image 2022-05-02 at 4.42.07 PM

“ME TOCO RECONOCERLA EN LA MORGUE”

Ese día (lunes 15 de julio) apareció muerta. “A mí me tocó ir a reconocerla a la morgue Judicial de Tegucigalpa. Fui con el novio (René Rodríguez), me acuerdo que cuando le quitaron un trapo de la cara, la tenía totalmente maltratada; fue horrible y yo temblando me agarré de René, lo abracé y decía, no, ella no es mi hermana, mi hermana es bonita, ella no es, ella no es mi hermana”, recordó Ony.

Ante su negativa de reconocer el cuerpo de su hermana, el hombre que ingresó con ellos para mostrárselas, «nos dijo, ‘pero ya vinieron maestros de la Normal Mixta y dicen que sí, que es ella’, y yo insistía, no pero es que ella es muy fea y mi hermana es bonita; eso fue horrible”, lamentó.

Continuó diciendo que el hombre de la morgue “le iba a desarropar todo su cuerpo y por un ladito miré que estaba desnudo y yo le dije, no la destape, porque dije Dios mío si esta es mi hermana, estoy con Rene y a ella no le hubiera gustado que la viera así; ella era una niña muy pudorosa, imagínese que ella dormía conmigo y nunca le miré ni siquiera su busto; es que le fascinaba dormir conmigo”.

WhatsApp Image 2022-05-02 at 4.42.07 PM (1)

“Después le quede viendo sus piecitos, y dije son de Mabelita, y René también; los dos estábamos llorando. Y dije yo creo que sí es ella, ese color de piel es de mi hermana y en eso, inclusive a la par estaba la ropa que habían encontrado al lado del cadáver y el hombre me la mostró y dije esa ropa es de mi hermana, esa blusa y esa falda mi mamá se la hizo”, detalló.

 

EXCLUSIVA: Hermana de Riccy Mabel habla por primera vez del horrible asesinato de la normalista

“SU CARITA ESTABA DESTRUIDA”

Recordó que le pidió una vez más al trabajador de la morgue que le mostrara su cara. “Fue terrible, porque su carita estaba destruida, como que le quitaron la piel separada de la frente, parecía que lo hicieron con algo especial, como para que nadie la reconociera y se le miraban los huesitos de la frente, inclusive el ojo lo tenía entre abierto y morado (con hematoma), como que la habían golpeado; el labio lo tenía partido, como leporino”, reveló Ony.

Agregó que le faltaba un diente, “para mí fue terrible verla así, después no la volví a ver.  Yo ni respirar quería, me tapaba la nariz con las manos y la gente que estaba conmigo me agarraba de los brazos y me decían que no me hiciera aso, pero yo les gritaba, yo no quiero respirar, yo me quiero morir, sentía que el aire que respiraba invadía todo mi cuerpo y era un aire que mi cuerpo lo rechazaba”.

Respecto a “Riccy Mabel la Película”, comentó “esperamos que tenga un impacto positivo, que a través de este caso, esas personas que hacen tanto daño, que le quitan la vida a otra, se den cuenta que todos tenemos derecho a la vida, independientemente de quien sea”.

“Dios permita que a través de esta historia reflexionen de lo malo que están haciendo, para que no sigan enlutando a más familias hondureñas, que lo que trae a uno es tristeza, amargura, llanto y dolor. Que busquen de Cristo que es lo más maravilloso, porque teniendo a Cristo en su corazón no fácilmente las personas nos dejamos llevar por los malos sentimientos”, expresó.

 

DATO

Riccy Mabel nació en Olanchito, Yoro. Hija de Betty de Martínez y Carlos Martínez y la hermana menor de cinco hermanos.  Cuando ella tenía apenas tres años de edad, sus padres se mudaron a La Ceiba, Atlántida, donde Riccy vivió hasta que viajó a Tegucigalpa a estudiar para ser maestra y murió de forma violenta.

Riccy desapareció el sábado 13 de julio de 1991, cuando iba por un amigo que estaba detenido en un cuartel militar, pues era lo que le había prometido un coronel. Desde ese momento desapareció y fue encontrada muerta en una zona capitalina. Por el caso, se detuvo al coronel, pero este nunca estuvo preso asegura una fuente, pues solo iba a dormir; durante el día era libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cinco =