Ex presidente del C.H.E. lamenta que se continúe despilfarrando dinero en nombre de la pandemia

La auditoría externa ordenada por el caso de la compra de los hospitales móviles, es para el economista Martín Barahona más dinero que se despilfarra sobre el costo mismo de esos hospitales que no están prestando ningún beneficio.

“Aquí hay que hacer dos consideraciones. La primera es que ese es un gato totalmente inútil, porque nos van a decir estas vengan de afuera que estas instalaciones no sirven, lo cual ya lo sabemos, no tiene ningún sentido”.

“Por otro lado, si pensamos que lo que se invirtió en esos hospitales móviles, que fueron mas o memos 1,200 millones de lempiras, eso equivalía en aquel momento al 8% del presupuesto de toda la Secretaría de Salud, ese gasto equivale, prácticamente a todo el presupuesto del Hospital Escuela”.

“Entonces uno se pregunta, por qué mejor no se hizo un hospital convencional normal como los que se tienen en Honduras y el Hospital Escuela, a pesar de todas sus limitantes salva un montón de vidas, da miles y miles al año, tiene especialistas, tiene exámenes, es decir, no vale la pena gastar en una auditoría internacional, que nos va a venir a decir, lo que ya sabemos”.

“Por otro lado, tampoco vale la pena seguir gastando en una denominada Comisión Interventora un millón de lempiras solo en sueldos a los tres interventores sin provecho para nada”, ante este panorama, Barahona recomienda el cierre definitivo de Invest, al sospechar que las irregularidades allí ocurridas no han sido solo con lo de los hospitales móviles.

Por lo tanto, todo ese presupuesto debería ser mejor redirigido. “Y donde debería destinarse esos recursos, ya lo sabemos, es en la compra de medicamentos, contratación de personal, enfermeras auxiliares, profesionales, compra de oxígeno”.

“Pagar de todos estos triajes que se están cerrando en el área rural porque no se han cumplido las transferencias a las municipalidades y así púes por el estilo”.

Los centros de salud en barrios de las ciudades, o en aldeas de los municipios, también necesitan de mucho apoyo, resaltó el expresidente del Colegio de Economistas.

Recomendó que, en gastar ese dinero a empresas auditoras extranjeras, que le encomienden el trabajo a las instituciones del Estado, como el Tribunal Superior de Cuentas, el Ministerio Público cuyo fin es precisamente el de velar por los intereses del Estado.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *