Ex aspirantes a designados presidenciales por Movimiento La Esperanza de Honduras se unen a Yani

Tal como indica la lógica, después de una contienda partidaria interna, los demás movimientos se suman al triunfador y de allí en adelante trabajan por la victoria del partido.

Pero en el Partido Liberal, tal cual Apofis, bajo argumentos taciturnos, la intención pareciera que ser la de terminar lo que el golpe de estado comenzó.

Afortunadamente para los liberales, no todos los líderes en los movimientos tienen esa misma intención; y, reconociendo la voluntad del pueblo a la que se sometieron el pasado 14 de marzo, los ahora ex aspirantes a designados presidenciales por el Movimiento La Esperanza de Honduras, anunciaron su respeto a la decisión soberan del pueblo, tal como lo revelaron en un comunicado que leyeron en conferencia de prensa brindada en la capital.

COMUNICADO

Nosotros los aspirantes a Designados Presidenciales del Movimiento La Esperanza de Honduras, Diana Noelia García, Sagrario Zumaya Prudot Bardales y Marco Antonio Garay, nos manifestamos con relación a las elecciones primarias e internas del Partido Liberal de Honduras realizadas el pasado domingo 14 de marzo del año en curso, a la comunidad nacional e internacional y al liberalismo hondureño en especial comunicamos los siguiente.

Primero. Que habiéndose escrutado más del 60 por ciento de las actas electorales ya existe una tendencia que muestra un panorama de cómo quedarán las elecciones internas y primarias en la fórmula presidencial.

Segundo. Como demócratas, somos respetuosos de los resultados electorales, mismos que se han brindado paulatinamente por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y como ciudadanos responsables, esperaremos el momento cuando este organismo electoral dé a conocer de manera oficial quién será el candidato de nuestro glorioso partido. Como liberales por convicción y disciplinados, estaremos listos para sumarnos y acompañar a nuestro Candidato Presidencial.

Tercero. Agradecemos a los liberales y les felicitamos a todos sin excepción, por haber acudido a votar masivamente, pese a la situación tan atípica en el marco de una pandemia, demostraron su confianza en el proceso electoral y su deseo de ver flamear de nuevo y con hidalguía la bandera rojo blanco y rojo del Partido Liberal de Honduras.

Cuarto. Como liberales hacemos un llamado a la unidad partidaria, a respetar la decisión popular, deseamos ser constructores de diálogo y a tender puentes de hermandad no creando mayores crisis de las ya existentes, anteponiendo en ese sentido cualquier aspiración personal privilegiando el bienestar y el interés de las mayorías que ya dieron su veredicto.

Quinto. Reconocemos que existen algunas inconformidades y discrepancias en el proceso electoral, mismas que deben ser subsanadas o resueltas y si algunos correligionarios se han visto afectados se les debe respetar su derecho de petición tal como lo manda la Constitución de la República en su artículo 80 y la Ley de Procedimiento Administrativo y demás leyes o reglamentos aplicables.

Sexto. Recordamos a nuestros hermanos y correligionarios liberales la máxima que nos dice que “mientras el diálogo no se rompe siempre hay esperanza de solución a los conflictos”. No se puede unir a un país si primero no se une la casa.

Reiteramos nuestro compromiso con la Patria y su población en general, con los ciudadanos y no ciudadanos y con el Glorioso Partido Liberal de Honduras.

Tegucigalpa MDC, 23 de marzo de 2021

¡Sumar Unir Vencer para transformar!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *