Europa y Estados Unidos cada vez más separados no solo por el vasto océano

El desencuentro entre Europa y Estados Unidos en la era Trump se acrecienta, y dominó ayer la Conferencia de Seguridad de Munich (MSC).

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, defendió en la capital bávara que el lema del presidente Donald Trump, “America first”, no quiere decir que su país quiera actuar en solitario, sino que “es más fuerte que nunca y está liderando de nuevo la escena internacional”.

Pence reclamó a los aliados europeos que se adhieran a las iniciativas de Washington y en concreto, les emplazó a retirarse del acuerdo nuclear iraní y a reconocer a Juan Guaidó como único presidente de Venezuela.

La conferencia MSC, que empezó el viernes y concluirá hoy, reúne en su 55.ª edición en la capital bávara a 35 jefes de Estado y de Gobierno y a muchos ministros de Exteriores (50) y de Defensa (30). La intervención de Mike Pence siguió a la pronunciada por la canciller alemana, Angela Merkel, que abogó por un mayor multilateralismo en asuntos globales, y en concreto en la cuestión armamentística.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, un habitual de la Conferencia de Munich, dijo también que, pese a la narrativa occidental al respecto, su país quiere una UE “fuerte, independiente, abierta y soberana en defensa”, e insinuó que esto último no interesa a algunos, en velada alusión a Estados Unidos.

distanciamiento Europa Estados Unidos


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


18 − 5 =