Estudiantes de autotrónica del Infop exigen graduación

La administración del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), se resiste volver a clases presenciales.

Con esa acción tienen ‘varados’ a centenares de estudiantes como los de autotrónica, quienes se encuentran a un paso por graduarse, pero que con esta decisión los están limitando a más de nada en este país que necesita de todo.

La carrera de autotrónica es muy avanzada, ideal para para enfrentar los retos que suponen las novedosas tecnologías electrónicas automotrices y Honduras tiene una gran demanda de este tipo de técnicos.

El Infop logró establecer estos talleres en San Pedro Sula en el año 2014, cuentan con tecnología de punta, gracias a un financiamiento obtenido en Alemania, con la intención de formar técnicos especialistas en mediciones eléctricas, circuitos eléctricos, transmisión automática, hidráulica o electrónica y sistemas híbridos.

Sin embargo, las aspiraciones de los actuales alumnos han sido ‘embancadas’ por la administración del Infop, que encontró en la pandemia, la mejor excusa para mantener cerrado este instituto.

Recordemos que cuando llegó la pandemia apenas habían reiniciado las clases porque de forma alevosa la administración se resistía al inicio de clases, bajo un montón de pretextos. Total, cuando se trata de la educación del pueblo, a la clase política es lo que menos le interesa.

Sin embargo, la Secretaría de Educación ha insistido hasta la saciedad en el retorno a las aulas de clases. Y por qué el Infop no puede retornar a clases presenciales; hoy los estudiantes que tienen pendiente su graduación en mecatrónica exigen un retorno a clases presenciales.

Es lo que expresa  Dorian Izcano, uno de los afectados. “A nosotros nos falta el último ciclo de toda la carrera que no hemos podido concluir  por la pandemia no nos han permitido regresar a clases”, eso a pesar que universidades, colegios, escuelas y no digamos las empresas, todos han regresado a sus actividades, desde luego guardando las medidas de bioseguridad.

“Entonces lo que nosotros le hemos venido exigiendo al señor director del Infop es que nos autorice ir a hacer nuestro último examen. Entendemos el tema de la pandemia, pero hay formas, hay maneras para poder recibir las últimas clases”, expresó.

La preocupación agobia a estos estudiantes porque la administración solo les dice que después de la pandemia, pero en reiteradas ocasiones los especialistas han dicho que la pandemia vino para quedarse.

“Ellos nos dicen que cuando termina la pandemia nos van a terminar de graduar, va a ser dentro de 10 años, 20 años, porque como se ha dicho, la pandemia vino para quedarse, entonces en qué quedamos”.

Algo peculiar en los alumnos de mecatrónica, es que la mayoría son empleados en empresas que necesitan de este tipo de técnicos, ya que en el país todavía su número es muy escaso, por ello en sus centros de trabajo les estaban apoyando brindándoles el tiempo para que asistieran a clases, pero ahora que todo se está tirando al barril de la basura, la expectativa de mejora que tenían también se desvanecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − nueve =