Este lunes vence plazo para el pago del ISR pero empresarios llaman a no ser asfixiados

recorte COLOR caída


Autoridades del Servicio de Administración de Rentas (SAR) solicitaron a los contribuyentes realizar el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que vence el próximo lunes.

Sin embargo las empresas que han sobrevivido a cinco meses de encierro muestran enormes dificultades para permanecer con vida en el mercado de los bienes y servicios.

Mediante un decreto de prorroga aprobado por el Congreso Nacional y presentado por el Poder Ejecutivo, se le dio oportunidad a pequeños y medianos contribuyentes para pagar el ISR correspondiente del año 2019, hasta este 31 de agosto.

Manuel Ortega, del Departamento de Recaudación del SAR, señaló que es de suma importancia que los obligados tributarios hagan efectivo el pago. “Recomendamos que realicen esta declaración y así evitar incurrir en intereses moratorios”, agregó.

A consideración de la SAR, un segmento importante ya había cumplido con esta obligación tributaria hacia la fecha del 30 de abril, un tanto difícil de creer porque para entonces ya se contaba con un mes de paralización de la economía y lo mismo que ahora, con mucha incertidumbre por delante.

Prueba de ello es que el ISR ha sido el más afectado por la pandemia de la COVID-19 con una disminución, a mediados de año, del 60 por ciento en comparación al mismo período del 2019. La tendencia es negativa también para el Impuesto Sobre Venta (ISV), con un desplome aproximado de 43 por ciento.

Las empresas que han sobrevivido a cinco meses de encierro muestran enormes dificultades para permanecer con vida en el mercado de los bienes y servicios, porque tal y como se había anunciado, la reapertura no necesariamente significa reactivación de la economía; pues ese ritmo lo va a imprimir el poder adquisitivo del consumidor.

De ahí que los sectores que arriesgan el capital para mantener en acción la economía hondureña, han demandado una revisión del esquema tributario del país para adecuarlo a los tiempos de flaquezas financieras.

Adicionalmente, han propuesto que se apruebe una amnistía tributaria que favorezca a los contribuyentes en los actuales momentos de crisis que es comparada con una tormenta que está arrasando con todo.

Sin estimar estas peticiones, las proyecciones indican que los ingresos tributarios podrían caer hasta en 40 mil millones de lempiras al cierre del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.