Estados Unidos podría sancionar a funcionarios de Centroamérica señalados por corrupción

Ricardo-Zuniga-EEUU


La administración Biden planea publicar a fines de junio una lista de funcionarios centroamericanos corruptos que pueden estar sujetos a sanciones, dijo a Reuters un enviado especial de Estados Unidos, mientras Washington busca reducir una causa fundamental del aumento de la migración a Estados Unidos y México. frontera.

Ricardo Zúñiga, el hombre clave del presidente Joe Biden para los países del Triángulo Norte de Centroamérica, Guatemala, Honduras y El Salvador, también dijo que la administración estaba considerando nuevas sanciones contra los funcionarios de la región por presunto soborno en virtud de la Ley Global Magnitsky.

Los funcionarios estadounidenses ven la corrupción como uno de los principales impulsores del flujo de migrantes, junto con la pobreza, la violencia de las pandillas y las consecuencias de los huracanes del año pasado, y quieren asegurarse de que un paquete de ayuda de $ 4 mil millones que se está preparando para la región no sea presa injertar.

“Ese es el mandato del Congreso. Tenemos una responsabilidad y la vamos a cumplir ”, dijo Zúñiga en una entrevista el miércoles. “Eso va de la mano de nuestro compromiso de defender a quienes luchan contra la impunidad”.

Zúñiga se refería a una ley patrocinada por los entonces estadounidenses. Representante Eliot Engel y promulgado por el Congreso en diciembre que requiere que el Departamento de Estado reúna en un plazo de 180 días una denominada Lista Engel de actores corruptos en el Triángulo Norte.

La administración, dijo, cumpliría con ese requisito del Congreso. Los afectados podrían estar sujetos a prohibiciones de viajar a los Estados Unidos, confiscación de propiedades estadounidenses y prohibiciones a los estadounidenses que hacen negocios con ellos.

Es más probable que los funcionarios centroamericanos tengan activos en los Estados Unidos, dada la proximidad geográfica y las relaciones históricas, que los de países que tienen menos vínculos financieros con los EE. UU.

Otro camino para las sanciones en Centroamérica podría ser el uso de las llamadas medidas Global Magnitsky, que Estados Unidos ha impuesto durante años a los acusados ​​de corrupción, abusos a los derechos humanos y acciones antidemocráticas en todo el mundo.

Zúñiga se negó a nombrar a quienes podrían enfrentar sanciones.

Cuando se le preguntó si el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, podría ser un objetivo, Zúñiga dijo: "No voy a comentar sobre él debido al compromiso del Departamento de Justicia en su caso". Hernández está bajo investigación en Estados Unidos por presuntos vínculos con cárteles de la droga. Niega cualquier implicación en el tráfico de drogas.

Los ayudantes de Biden se han pronunciado en los últimos días contra la negativa de los legisladores guatemaltecos a prestar juramento a un juez que lucha contra la corrupción y la destitución de los principales jueces y el fiscal general en El Salvador.

TELAR DE CONVERSACIONES MÉXICO-EE.UU.

Zúñiga habló pocos días antes de una reunión virtual entre la vicepresidenta Kamala Harris, encargada por Biden de liderar los esfuerzos diplomáticos para frenar la migración no autorizada, y el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Ella planea visitar México y Guatemala el 7 y 8 de junio.

La afluencia en la frontera entre Estados Unidos y México, muchos de ellos migrantes centroamericanos, se ha convertido en la mayor debilidad política de Biden en los primeros meses de su presidencia, según muestran las encuestas de opinión, mientras busca revertir las políticas migratorias de línea dura de su predecesor, Donald Trump. .

Se espera que Harris y López Obrador discutan el viernes cómo detener el movimiento de migrantes hacia la frontera.

Entre las iniciativas de Harris se encuentra intentar que las empresas estadounidenses inviertan más en el empobrecido Triángulo del Norte.

Zúñiga dijo que muchas empresas estadounidenses están interesadas en hacer más negocios en la región, pero que "hay vacilación en las inversiones" debido a la corrupción local, la infraestructura deficiente y otros problemas.

"Las empresas ven ese tipo de problemas y se detienen", dijo.

Zuniga dijo que las empresas estadounidenses también están preocupadas por la solidez de los sistemas judiciales en el Triángulo Norte y las estructuras regulatorias que son "muy difíciles de navegar" o "diseñadas para favorecer a las empresas locales sobre los inversores extranjeros".

Antes de las conversaciones de Harris con López Obrador, Zúñiga hizo hincapié en una asociación en curso con México en temas de migración y dijo: "Queremos trabajar de cerca con México en Centroamérica".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.