Escultor hondureño destacó con su propuesta de arte en Egipto en Foro Mundial de la Juventud

Roberto Ventura, originario de Santa Barbara, trabaja en la escultura del "Corazon de Honduras" en Egipto.

Roberto Ventura representó a Honduras en el Foro Mundial de la Juventud, celebrado en diciembre del 2019 en Egipto destacando con su talento en la escultura, puso en alto el nombre de nuestro país, entre casi 100 escultores de diferentes nacionalidades. 

 

Aunque no lo crean, Roberto Ventura quería ser un agronomo,  estudió su bachillerato en eso, pero nunca trabajó como agronomo. Inspirado por su hermano, Julio Ventura, en el 2008, tomó el curso de tallador de madera, y allí comienza esta historia.

Desde entonces, Roberto empezó a introducirse en el tallado de la madera, pero fue en el 2015, cuando él empezó a hacer esculturas, originario de Azacualpa Santa Barbara, comenzó con figuras de animales, y luego exploró la belleza de los rostros, para Roberto, la mayoría de sus esculturas, tienen detrás de ellas un significado profundo.

Roberto Ventura: «La escultura surge y depende del estado del ánimo del artista, es una expresión del artista, convirtiéndose en mi opinión sobre una situación en particular, ya sea social, política o económica», y agrega: «veo la obra en mi mente, también observo la pieza, y veo que obra puedo obtener de allí, y como decía alguien, ya estaba hecho, yo solo quito lo que sobra».

Sus  obras se han presentado en Honduras en la Casa de la Cultura de Roatán, en la feria de Expoarte de Azacualpa, en Tocoa, Colón; llegando hasta Costa Rica en el Palacio de Correo, Panamá, Miami, Taiwán,  logrando vender muchas de sus obras en Europa.

Un escultor hondureño en Egipto

Roberto participó en Egipto en representación de Honduras, en el Foro Mundial de la Juventud, celebrado en diciembre del año pasado, fie un amigo quién postuló a Roberto para ser parte del Foro, y siguiendo unos criterios de selección, los organizadores lo eligieron después de aprobar su propuesta de arte. El Gobierno de Egipto patrocinó, todo el evento, y escogieron a los artistas más destacados de cada nación, en este caso escultores, para que hicieran una obra inspirada en la paz y la unidad mundial.

Y así Roberto viajó a Egipto para representar a Honduras y en 10 días, le encomendaron el reto de esculpir el «Corazón de Honduras» en madera, y es que  El Foro Mundial de la Juventud tiene como objetivo la unión de países, para avanzar hacia la paz mundial. Una tarea que logró hacer con éxito.

“La obra es un llamado a la unidad de los pueblos de Honduras y el mundo, lamentando la separación en la que vive nuestro país, debemos unirnos como pueblo”.  El corazón de Honduras más que una obra representativa se convirtió en un llamado que Roberto quiso plasmar, para Honduras y el mundo para promover la unión de las fuerzas,  y poner un alto a los conflictos políticos, sociales y de cualquier índole en beneficio de la paz de los pueblos del mundo.

La obra está exhibiéndose en Sharm El Sheij, Egipto, a la orilla del mar rojo al pie del monte Sinaí, y estará para siempre allí.

Este se convierte, en el encuentro, que ha logrado reunir más civilizaciones, realizado en Sharm El Sheij Egipto. Se posiciona como el simposio más grande de escultura en la historia hasta el momento.

Roberto nos describe su experiencia: «La experiencia fue genial participe a la par de 92 escultores de diferentes nacionalidades, que compartieron e intercambiaron experiencias. Pude dar a conocer a personas de otros países, asiáticos, africanos, europeos, donde estamos ubicados, y les mostraba la belleza natural que tenemos, estoy orgulloso de mi nación’’ comenta con orgullo.

Vivir del arte en Honduras, es un desafío. 

El arte puede ser una pasión sacrificada pero gratificante según nos comenta Roberto «Yo hago arte por pasión, pero no vivo del arte.  Me dedicó a la fabricación de muebles, diseño de muebles, soy un emprendedor, tratando de sobrevivir en Honduras, y desde Azacualpa trato de incentivar el arte en los más jóvenes, llevando mis esculturas a donde la gente quiera arte en nuestro país».

Un té para tres, Roberto considera hasta el momento esta su mejor obra. Fue expuesta por primera vez en Costa Rica, SeguNda vez en Honduras y la tercera vez en Miami, Florida en Estados Unidos.

Roberto ha creado alianzas con otros artistas hondureños para fomentar y embellecer los rincones de Honduras a través del arte.  Por ejemplo, una de las figuras más populares de Cantarranas, conocida como el Quijote,  fue hecha por RobertoVentura, y todos los días, los turistas que visitan este colorido municipio se toman una foto en el parque central con su escultura.

El Quijote, mejor conocido como el rostro del Quijote, destaca en el parque central de Cantarranas.

«Amo Honduras, estoy aquí por amor, mi familia la mayoría, vive en Estados Unidos, pero yo continúo creyendo que se puede salir adelante en nuestro país, y mantengo la esperanza de que un día será mejor de lo que es.  Y así con un grupo de amigos, tratamos de fomentar el arte en los pueblos de Honduras» enfatiza Roberto Ventura.

Roberto cursó una maestría en escultura en Taiwán,  ganó el primer lugar en creatividad de la facultad.

En marzo, Roberto representará a Honduras en Tokio en el día internacional de la madera, donde Honduras estará presente con tres esculturas de madera junto a otros doscientos expositores de diferentes nacionalidades.  El tema que ha escogido el país nipon es la importancia del legado, y Roberto tratará de dejar un legado de Honduras en Tokio.

Fotografía tomada en Egipto, frente a las famosas pirámides, con la bandera de Honduras.

Redacción Noticias 24/7

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


13 − 5 =