Escasez en Rusia de la segunda dosis de «Sputnik V» ¿Se quedará Honduras sin el esquema completo?

laboratorio-investigacion

Sputnik V: crónica de una muerte anunciada hace 164 días en Rusia es el titular de un artículo de opinión, publicado en el diario El Clarin de Argentina, pero que de igual forma debería encender las alarmas en Centro America,  porque de acuerdo a lo descrito en dicha publicación, el periodista Pablo Sigal inicia con esta aseveración: «Las posibilidades de conseguir a tiempo el segundo componente de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus parecen apagarse lentamente.» 

¿Qué significa esto? Según explica Sigal, la extinción del componente 2 de la Sputnik V se materializó con el anuncio en enero en los ensayos de una versión light de la vacuna, pero asegura, comenzó desde el momento mismo de su nacimiento. Una cosa fue el ensayo de la vacuna, otra, tener que producirla en cantidad para inocular a los rusos y también, a los habitantes de otros 67 países que la aprobaron en este año, y en viven unos 3.500 millones de personas.

Mientras Rusia no paró en su afán de promocionar la vacuna por el mundo, pronto comenzaron los desfases en la fabricación de los componentes 1 y 2. Una pregunta hasta ahora no respondida es, si Argentina sabía, desde el mismo momento en que firmó un contrato por 200 millones de dólares, que este problema existía.

¿Qué le espera a Honduras?

Y la pregunta  se traslada a Honduras, ¿sabían las autoridades de Salud que esto podía pasar? En una entrevista hecha «En La MIRA» a la titular de Salud Alba Consuelo Flores, el 16 de junio, dijo qué sucederá si en  el remoto caso que no llegara la segunda dosis  de la Sputnik desde Rusia; adelantó que ya cuentan con un plan B. “Ya tenemos alguna alternativa también, y es de préstamo de otro país en caso de que no vinieran; pero nosotros tenemos esperanzas que esas 4.2 millones de vacunas van a venir al país”, dijo Flores en ese momento.

Dicha cuestión, agregada a que la fabricación del segundo componente resulta mucho más lenta y delicada que la del primero (producto de la inestabilidad que presenta la materia prima del adenovirus replicante 5), dio como resultado este enorme déficit que hoy tiene como rehenes a millones de argentinos, apunta Sigal.

OMS detecta problemas en la planta donde se produce la vacuna rusa Sputnik V

De acuerdo, al diario Prensa Libre de Guatemala, la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que había descubierto problemas en un centro de producción de la vacuna Sputnik V, que Moscú insistió en que se había resuelto.

La OMS ha solicitado la aprobación de la vacuna Sputnik V, creada por el instituto de investigación ruso Gamaleya, que ya se utiliza en 40 países.

La agencia sanitaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) inspeccionó cuatro centros de fabricación del Sputnik V.

La OMS hizo público un informe resumido de sus conclusiones preliminares, en el que se detallan seis problemas detectados durante su visita del 31 de mayo al 4 de junio a la planta de vitaminas Pharmstandard Ufa, en el sur de Rusia.

Los inspectores mostraron su preocupación por la integridad de los datos y los resultados de las pruebas de seguimiento durante la fabricación y el control de calidad, así como por el seguimiento y el control de la operación aséptica y el llenado

Ante polémica, Rusia confirma nuevo envío de segunda dosis a Argentina

Sin embargo, el diario Buenos Aires Times publicó ayer una noticia donde Rusia confirma que un nuevo envío de segundas dosis de la vacuna Sputnik V llegará a Argentina a principios de la próxima semana, luego de la reciente controversia sobre la falta de vacunas para completar los calendarios de vacunación de millones de personas.

Imagen de referencia

Funcionarios gubernamentales también anunciaron a mediados de semana que Laboratorios Richmond comenzará a producir el segundo componente en su planta de Argentina. La empresa farmacéutica ahora fabrica dosis de Sputnik V en su planta de la provincia de Buenos Aires.

Un estudio en Argentina revela que una dosis de Sputnik V reduce la mortalidad hasta un 80 % en mayores de 60 años

Sin embargo el diario digital RT Noticias, promotor del Gobierno Ruso, escribió un artículo sobre estudios, hechos precisamente en Argentina donde se avalaba que una sola dosis de la vacuna Sputnik V aplicada a personas mayores de 60 años disminuye la mortalidad por coronavirus entre un 70 % y un 80 %, según los resultados preliminares de un estudio realizado por el Ministerio de Salud de Argentina publicados el viernes, que entra en contradicción con las publicaciones de El Clarín, que acusa al Gobierno de Fernández de ser cómplice de Rusia ante la falta de transparencia sobre la elaboración de la segunda dosis.

Con información de El Clarín, Prensa Libre y RT Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − dieciocho =