Escasez de suministros en EE.UU tras ciberataque en la red de oleoductos

Foto Excélsior


Luego que la mayor red de oleoductos de Estados Unidos sufriera el pasado viernes un ciberataque (ransomware) mediante un secuestro de datos por medio de un programa que bloquea el acceso a la información a cambio de pago de una recompensa para liberarlo.

Las actividades de la empresa Colonial Pipeline que provee el 45% de combustible en la costa oeste estadounidense quedaron paralizadas. Afectando sobre todo a los estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee, Georgia, y Virginia.

La secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, ha admitido el martes que el país sufre de escasez de algunos suministros energéticos, aunque no de gasolina.

Asimismo, el secretario de Seguridad Nacional de EE. UU. Alejandro Mayorkas, ha afirmado que los ataques con ransomware han dejado solo en 2021 más de 350.000 millones de dólares en pérdidas en el país, y cada vez son más fuertes.

Por su parte, el Gobierno declaró estado de emergencia regional para evitar el desabastecimiento, "se está analizando las medidas para ampliar la distribución de combustible ya sea por vía marítima y férrea", dijo la Casa Blanca.

El ciberataque fue perpetrado por un grupo delictivo conocido como DarkSide, el cual cultiva una imagen de Robin Hood de robarles a las grandes empresas y donar un porcentaje del botín a caridad, revelaron personas al tanto de la investigación.

Con información de Infobae y  RTVE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.