¿Es lo mismo ideología, igualdad y equidad de género cuando nos referimos a la currícula educativa?

¿Es lo mismo ideología, igualdad y equidad de género cuando nos referimos a la currícula educativa?


Por lo que se ve, no hay duda que estamos viviendo tiempos críticos, difíciles de soportar, evidencia de que vivimos los profetizados últimos días, consideran los cristianos. Llegó el momento de la igualdad de derechos y la equidad de género, gritan los defensores de derechos humanos.

Lo cierto es que con todo esto llega a la par la mayor confusión que haya conocido la humanidad, porque es cuando a los padres se les quita la autoridad, los maestros reciben órdenes de los alumnos, las autoridades se ven obligadas a matrimoniar parejas del mismo sexo, incluso hasta en gramática se comienza a perder la regla del género a aplicar.

Con un panorama así, cómo podríamos imaginar que la intención de modificar la currícula educativa para los niños hondureños sería aceptada sin más ni más. Tanto es así, que la Secretaría de Educación ha salido al paso de los múltiples reclamos provenientes desde diversos sectores, que no tardaron en tildar la intención oficial como una IDEOLOGÍA DE GÉNERO en la educación hondureña, señalándola de FALSA.

A la vez que promete que “la ideología de género no será incluida en los espacios curriculares por parte de la Secretaría de Educación para los escolares hondureños”.

Fue hacia finales del pasado mes de febrero que la Federación Nacional de Escuelas Privadas de Honduras (Fenieph), a través de su presidente, Carlos Sabillón indicó que esto se debe a lineamientos internacionales que so impuestos a los países.

“Hay movimientos a nivel mundial con la idea de la equidad y de la igualdad, quieren introducir y promover el tema de la ideología de género dentro de la agenda educativa”, mencionó en su momento.

Por lo que se inició una lucha de concienciación entre los padres de familia, anunció. “En muchas escuelas los directores están haciendo labores con los padres de familia, concienciando y preparándolos por lo que se pueda venir; porque ahorita son intentos de movimientos, pero así empezaron en Europa y en Estados Unidos y ante eso debemos estar preparados”, apuntó.

Recordamos que fue en febrero del año anterior, que la Secretaría de Educación anunció el lanzamiento de la “Ruta Estratégica para la Igualdad y Equidad de Género”, tal es su nombre oficial; y entre sus objetivos expuso “la transversalización del enfoque de género, en todo el Sistema de Educación en el marco de El Plan Refundacional de la Educación 2022-2026”.

Para lograrlo Educación dijo que la Ruta contaba “con líneas estratégicas para su implementación a nivel Central en la Secretaría de Educación y a nivel Descentralizado en las Direcciones Departamentales de Educación”.

“De igual manera, incorporar el enfoque de género en los planes y políticas de todo el sistema educativo, asegurando el derecho a la educación laica de calidad gratuita y regida bajo los principios de igualdad de género y no discriminación”.

Según la óptica de las actuales autoridades de Educación, “la Ruta Estratégica para la Igualdad y Equidad de Género en la Secretaría de Educación, surge a partir de un diagnóstico institucional desarrollado en el año 2020 enfocado en avances de igualdad de género en los últimos 5 años, haciendo énfasis en todo el aporte a nivel del marco de políticas públicas género-educación, normativas, implementación del mecanismo de género y los diferentes procesos metodológicos que se han venido impulsando, bajo el liderazgo y gestión del Comité Técnico Permanente de Género.

Una publicación de la Secretaría de Educación con fecha 24 de febrero de 2022 dice. “El Plan Refundacional de la Educación 2022-2026, señala en su apartado Nº5. Género: Nada Sobre Nosotras, Sin Nosotras; contempla dentro de sus propuestas inciso V. Aprobar e implementar en todos los niveles educativos, la educación sexual integral que en primer lugar enseñe respeto para el otro”.

Ante este anuncio, comenzaron a aflorar especulaciones en el sentido que los niños de séptimo grado recibirían en la clase de educación cívica el significado de que el matrimonio “es la unión entre dos personas, se trate de un hombre y una mujer o de dos personas del mismo sexo”; versión que en su momento desmintió el director de Comunicaciones de la Secretaría de Educación, Ilich Valladares.

Falta de información y socialicen, podría ser la explicación; aunque tampoco se debe obviar que algunas de las críticas vienen impregnadas de oposición política, otras tantas llegarán en defensa, como de los grupos de defensa y protección de las mujeres, porque tampoco eludir el hecho que a menudo, las mujeres son víctima de violencia machista.

Es así como integrante del Movimiento de Mujeres Visitación Padilla, Cristina Alvarado se mostró de acuerdo con la iniciativa educativa gubernamental de impartir clases de equidad de género que venga a hacer conciencia y por ende disminuir la violencia contra la mujer.

Ella considera que, con un trabajo sistemático en este sentido, a mediano plazo se podrá causar las transformaciones radicales en el comportamiento en la relación entre hombres y mujeres, por ende, a largo plazo se contará con una sociedad con cultura de paz.

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *