Equipo de defensa del Kevin Solórzano espera hoy una confirmación de sentencia absolutoria

En diálogo sostenido con el jurisconsulto sampedrano, Ramón Barrios, el equipo de la defensa de Kevin Solórzano, integrado por los profesionales del derecho, Celeste Cerrato y Jair López, esgrimieron algunas condiciones que condujeron a introducir en recurso de casación a la decisión judicial que había dado sentencia a Solórzano a varios años de prisión.

Por lo que la sentencia de la Sala de lo Penal fue de absolver a Kevin Solórzano, pero que al no haber sido una decisión unánime, sino que por mayoría, la ley indica que en estos casos, una terna debe abrir una discusión sobre las decisiones que tomó cada uno de los tres magistrados.

Y en base a ello deberá salir este mismo día una decisión que, desde luego, la defensa espera que sea una confirmación de la sentencia absolutoria a favor de Kevin Solórzano.

Ellos refirieron algunos detalles que rodearon este caso que alcanzo categoría de mediático, dado el alto grado de afinidad que la población mostró hacia el encausado, al considerar que estaban enjuiciando a un inocente.

Para el caso, el abogado López manifestó algunas contradicciones brindadas en el juicio, con otras dadas con anterioridad. “En la audiencia inicial que es de las audiencias preparatorias para el juicio, ella (la esposa dela víctima) dio su declaración y la descripción que dio en este caso del atacante hacia ella, dista totalmente en características como de estatura”, indicó.

“Allá indicó que medía 1.70, Kevin mide 1.85 y la manera en que justifica en el juicio oral y público esa contradicción es que ‘no tenía un metro, si hubiera tenido un metro lo hubiera podido medir’, entonces evidentemente con esa excusa encubre esa contradicción y eso es detectado por la Sala de lo Penal”.

Resumió que cuando hay contradicciones en testimonios y están refutados por otros elementos de prueba en este caso, independientes de él, no se puede alcanzar la certeza y seguridad, expresó el profesional del derecho, en referencia al testimonio que dio el policía como testigo.

“Y por último el testimonio del policía que se encargó de la investigación, totalmente falaz, primero en audiencia inicial dio una versión, en juicio dio otra habla de un informante; ninguna de las actas de seguimiento, que él hizo refiere la persona del informante, está bien que no diera su nombre, pero es que ni siquiera refiere la figura de informante, que alguien le comentó algo, no aparece en sus actas y la ley obliga a los agentes de investigación que todos los actos de investigaciones tienen que estar documentados mediante actas”.

Por lo tanto. “No se puede confiar de un testimonio que no tenga un respaldo, cuando la ley exige que en el acta se consignen los elementos más importantes de su investigación y cuando al principio refirió que la característica más importante que su informante le había dado para detener a Kevin, fue aquel famoso retrato hablado que apareció en los medios de comunicación”.

“Y que al ser evidente que no se perece en lo absoluto con Kevin, ya en juicio oral y público da otra versión, aparta lo relevante del retrato hablado y dice que el informante le manifestó que era Kevin, porque estos muchachos luego de ocurrido el hecho estaban en la cuadra de Kevin jactándose de haber participado en el hecho, en un cambio rotundo de versión”, expresó.

Por su parte la abogada Celeste Cerrato, también expresa otras contradicciones manifestadas por los testigos, como es el caso de la barba de Kevin. Siendo la esposa y el hijo de la víctima dos de los principales testigos.

Por lo que una vez ante la policía, el hijo brindó un retrato hablado, en donde se plasmaron todas las características físicas. “Pero además otras importantes, porque en el retrato hablado se consigna: edad aproximada, estatura y contextura, ninguno de los dos retratos hablados que en su momento se dieron registran la característica de Kevin con la barba”, expresó Cerrato.

Cuando el dibujante le consulta al testigo sobre qué porcentaje de parecido tiene le dibujo con lo que él ha descrito. “Y en este caso en específico el porcentaje que el hijo del abogado Eguigure dio fue bastante alto, es decir, dio un parecido bastante cercano a lo que él estaba describiendo de lo que supuestamente había visto”.

Cuestionó que al momento de la captura de Kevin ya no se hicieron con respecto a las características físicas de Kevin en ese momento, sino que con la fotografía de la tarjeta de identidad, cuando Kevin aparece apenas con escasa barba.

Y como prueba, que el día del homicidio Kevin contaba con una barba tupida, es el video de una cámara de seguridad de la universidad que lo capta ingresando a uno de los edificios universitarios.

Pero que al momento del juicio el testigo adujo que la falta de barba en el retrato hablado fue probablemente un olvido del dibujante, lo cual no concuerda con la fidelidad del visto bueno que en su momento dio al dibujo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *