Entre tormentas y pandemia: Honduras es referente regional en fortalecimiento del agro

Solo en el Corredor Seco hoy se producen 25 millones de libras de vegetales y frutas a la semana. A través de los fondos FIRSA, el Gobierno ha invertido más de 5,335 millones de lempiras en apoyo al agro.

En medio de la pandemia de coronavirus, Honduras abrió el mercado de Estados Unidos para el tomate verde; amplió el de la República de China (Taiwán) para mariscos como camarones, medusas y pepino de mar; certificó el melón para Chile y México, mientras que Gran Caimán dio luz verde para la exportación de snacks, concentrado de frutas, camarón, café, harina, pastas, tamales, condimentos, pollo, lácteos y carne.

La política agrícola implementada por la Administración del presidente Juan Orlando Hernández ha permitido que Honduras se haya convertido en la actualidad en un referente regional en el fortalecimiento del sector agrícola.

La implementación de buenas prácticas agrícolas y de manufactura fue lo que permitió que la Planta Don Dominico, localizada en la aldea El Tablón, en el municipio de Danlí, departamento de El Paraíso, en el oriente del país, concretara este mes de marzo su primer envío a Estados Unidos.

“Somos pioneros en enviar tomate verde sazón a Boston, para el consumo fresco en supermercados, una idea que nació ya que este producto tiene mayor vida en anaquel, a diferencia del tomate maduro”, relató Selvin Josué Amaya Coca, encargado de la planta empacadora.

Honduras ya es líder en el tema de exportación con su producto agrícola estrella, el café, con el que ostenta el quinto puesto; en tanto, con el banano y el camarón congelado, el país es el cuarto exportador a Estados Unidos; el segundo exportador de aceite de palma en Latinoamérica y séptimo exportador mundial de puros.

Las experiencias de buenos resultados en las cosechas se replican a nivel nacional, incluso en zonas donde las fuentes de agua son escasas, como los municipios que conforman el Corredor Seco de Honduras, que, en alianza con organismos internacionales y gobiernos amigos, hoy es una de las regiones mejor aprovechadas por los productores.

Incluso, las zonas que fueron golpeadas y sufrieron daños en la infraestructura por las inundaciones de las tormentas Eta y Iota en noviembre pasado, se están poniendo en pie y sacando adelante sus producciones.

El Corredor Seco se ha vuelto referente en la región. Pasó de ser una zona de hambruna a una zona productiva, donde más de 4.000 hectáreas con sistemas de riego y asistencia técnica producen 25 millones de libras de vegetales y frutas semanales, que cubren la mitad del país.

Desde el inicio de la pandemia de covid-19, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) reconoció la decisión del presidente Hernández de declarar prioridad nacional el apoyo al sector productor de alimentos y a la agroindustria alimentaria.

Incentivos

Desde el 2014, a través de fondos del Fideicomiso del Programa de Reactivación del Sector Agroalimentario de Honduras (FIRSA) se han invertido más de  5,335 millones de lempiras en apoyo al agro, de los cuales más de 1.300 millones de lempiras han sido para inversión social en el sector agrícola.

Otros 492 millones de lempiras han sido enfocados en estrategia de reservas de alimentos y más de 3.500 millones de lempiras en préstamos a bajas tasas de interés a los productores.

Actualmente se relanzó Agrocrédito 8.7, un producto financiero que ha permitido el impulso al sector y que, tras este nuevo giro que le da la Administración del presidente Hernández, hace que los productores ahora sólo paguen 5% de la tasa de interés; el Gobierno pone 3.7 %.

Impulso al sector ganadero

El incentivo a la producción agrícola y ganadera sigue siendo una prioridad del Gobierno, que en ese sentido lideró una acción histórica al eliminar el Impuesto Sobre Venta (ISV) a la materia prima y herramientas para la producción agrícola y agroindustrial, un apoyo histórico que contribuye al crecimiento de este rubro.

Honduras volverá a ser un país exportador de carne, gracias a diferentes iniciativas que hacen al país un mercado confiable, entre ellas la trazabilidad de 28.755 cabezas de ganado y el Programa Nacional de Extensión Agrícola y Ganadera, que brinda asistencia técnica y sistemas de producción, cría, manejo de pastos y forrajes, programas de manejo y alimentación y programa sanitario y reproductivo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *