Entradas y Salidas en La Ceiba: Un problema atascado por la burocracia y la política

El edil ceibeño, Jerry Sabio, reconoció que la parte más crítica se encuentra a la altura del puente Danto, conocido por lo ceibeños como “Saopín”.

Este puente en muchas ocasiones se ha tenido que cerrar su paso cuando se producen grandes avenidas de agua porque ya no es seguro, debido a que las bases están bastante socavadas.

El gran dilema para las autoridades municipales es cómo encontrar una solución a ese ‘cuello de botella’ vial en que se ha convertido el acceso a la “novia de Honduras”. Se han ideado múltiples alternativas, una de ellas es utilizar el espacio de la ciclo vía.

“Como antes existían muchas bicicletas en la ciudad se hizo una ciclo vía, que ahora no se usa en realidad, y poder ampliarlo y a través del Comité Vial se solicitó; pero no se hace eco, porque la burocracia en las entidades lo ha impedido”, lamentó el alcalde Sabio.

Él considera que aprovechando ese espacio ayudaría a hacer que el ingreso a La Ceiba sea más fluido al poder contar con un doble carril. Sin embargo a pesar que se lograra, al llegar al puente Danto allí está de nuevo el problema, entonces así el problema asoma más complicado especialmente cuando no se cuenta con dinero para invertir.

La otra opción es la que recién fue presentada en el Congreso Nacional, que consiste en el pago de 800 lempiras en la matrícula vehicular y que de ahí se pueda financiar esta obra.

“Pero esto pasa por cierta modificaciones que tienen que hacerse a esta propuesta”, expresó El alcalde, quien agregó que “la gente tiene que es necesario generar esta infraestructura, que es cierto que la ciudad ha sido abandonada por mucho tiempo y que debería ser una obligación del Estado de generar esta infraestructura”.

También se ha hablado de pavimentar la “calle 8”, como un alivio vial hasta antes de su salida hacia Tela. Una obra que lleva décadas hablándose y nunca se hace nada. Hoy no es la excepción, el tema se estuvo en agenda de sesión municipal y allí mismo, adentro de la corporación municipal están las voces que se oponen.

«Eso es lo que menciono, que no deberíamos estar en contra del desarrollo de la ciudad que tanto lo necesita y que tiene tantos problemas. Esta obra es vital y la Municipalidad de La Ceiba no tiene la capacidad financiera, ni ahorita ni a largo plazo, debido a la crisis financiera en que se encuentra”, expresó.

Será tan complicado el problema que en el año 2015 hubo un cabildo abierto en donde surgió la idea de financiar esa construcción mediante el pago de tasa vehicular, en todo ese tiempo no se hizo nada, como es evidente, por ello se desempolvó el documento y de ahí surgió la base para la moción legislativa.

Pero la verdad, no sería justo que la obra la paguen solo los ceibeños, cuando ese paso de la CA-13 es utilizado por usuarios de otras zonas; entonces sería equitativo instalar casetas de peaje; eso sí, recordemos que sin esa obra la vida económica de la ciudad y de todo el sector está en peligro, por  lo que la cuestión es SÍ o SÍ.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


seis + 13 =