En un año la canasta básica promedio subió Lps. 1300, de cada 10 productos ahora solo se compran cuatro

Eso ante el irreflexivo y acelerado crecimiento de los precios de los productos básicos alimenticios que minan, por completo, la capacidad adquisitiva no solo en la clase baja, sino que también en gran parte de la clase media que han visto reducida de forma considerable su calidad de vida.

Así lo expresa el presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica Hondureña (Adecabah), Adalid Irías. Estos aspectos marcados en el preámbulo es que Irías considera que son variables que deber ser tomadas en cuenta al momento de negociar un salario mínimo.

Irías reveló que la canasta básica de marzo del 2,020 a marzo de 2,021 para alguien que gana el salario mínimo a tenido un incremento de Lps. 1,300  y quienes pertenecen a la clase media su canasta básica se incrementó en Lps. 1,800.

Los únicos productos que han tenido alguna rebaja son los agrícolas, pero productos como los de limpieza subieron y así se quedaron, impactando directamente en el costo de la canasta básica, indicó Irías.

Por estos incrementos permanentes al mes la canasta básica para el obrero promedio que gana el salario mínimo, se ha reducido a un tan solo 38% es decir de cada 10 productos puede comprar menos de cuatro.

“Que en realidad no es un incremento al salario mínimo, sino que un ajuste al costo de vida por la forma en que se ha incrementado, en especial por la forma en que inciden en los precios los diversos eslabones que intervienen en la cadena de distribución”.

“Es una estrategia que utilizan los sectores cuando quieren incrementar precios, el crear falsos desabastos de productos, y eso ocurre en todos los productos de la canasta básica”, afirmó Irías.

Dijo que ellos lo perciben dado que todas las semanas realizan sondeos, “Cuando notamos que de manera sospecho determinado producto comienza a disminuir su inventario y casi señal que viene un nuevo incremento y prácticamente, así preparan al consumidor, le van creando una necesidad de no encontrarlo disponible, cuando el consumidor llega a la etapa de desesperación, le dicen ‘viene ese producto, pero viene más caro’”, dijo.

Recalcó que es circunstancias adversas como el confinamiento, las tormentas tropicales, golpe de estado, son situaciones siempre hay sectores que se aprovechan de la coyuntura, ejemplificó el caso de las mascarillas durante el año anterior los precios estratosféricos que alcanzaron.

“Pero qué ocurrió con canasta básica, a pesar que se garantizó el abastecimiento de los productos alimenticios e higiénicos básicos, siempre hubo aprovechamiento de esos sectores, canasta básica subió entre unos 900 a mil lempiras solo en le lapso de marzo a agosto del año pasado”, relató.

Situación que se vino a ver más complicada con el desaparecimiento de un 45% de las Mipymes, apuntó Irías. “En el mes de agosto sale la cosecha de primera de maíz y frijol, que junto con la apertura de los mercados populares comienza a reabrir, es ahí cuando hay una moderada estabilización de precios, aunque no bajaron; pero que de nuevo se rompe en noviembre cuando llega el azote de las tormentas tropicales”.

Con la pérdida de cultivos se produjo otra descontrolada espiral de alza de precios de la canasta básica. “los que comenzaban a retroceder en sus precios en ese momento comienzan nuevamente a recuperar ‘altura’, es así como con la temporada de diciembre el costo de vida que habíamos dicho alcanzó hasta los mil lempiras, con esta novedad superó los 1,300 lempiras”.

A eso hay que agregar que los productos de consumo básico, pero de origen industrial también fueron objeto de incremento e precios. “Y esos productos de canasta básica accesoria, como jabones, detergentes, pasta dentífrica, papel higiénico, esos productos subieron de precio y lamentablemente ya no van a bajar y esa es la situación que nos tiene en el tema de canasta básica”.

Lamentó que los indicadores que siempre porta el Banco Central no correspondan nunca con la realidad de precios en los mercados. “Banco Central está promediando para el mes de marzo un 4.1% de Índice de Precios al Consumidor, pero según Adecabah, el Banco Central, lamentablemente, no toma en cuenta las cadenas de intermediación y eso hace que se den grandes disparidades entre los datos oficiales y la realidad”, expuso que para ellos la canasta básica se ha incrementado en el último año entre un 7 a 10%.

Esto hace que el que tiene menor poder adquisitivo reduzca de forma drástica la cantidad y calidad de productos que lleva a su hogar, de ahí que también se ha reducido la calidad de vida de la mayoría de hondureños.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *