EN SU LECHO DE ENFERMO: Cardenal Rodríguez recibe comunicación del papa Francisco quien le dio ánimo

Captura paa


El papa Francisco se comunicó en las últimas horas con el cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez Madariaga, para conocer cómo evoluciona su salud, tras dar positivo de COVID-19 y a la vez dar ánimo al purpurado, manifestó la Arquidiócesis de Tegucigalpa.

El pontífice habló con el alto jerarca de la Iglesia Católica en Honduras para conocer personalmente cómo va evolucionando y para seguir orando por su salud.

Ambos son grandes amigos y desde que inició su pontificado, el papa Francisco, el purpurado hondureño ha sido una pieza fundamental.

Según el comunicado de la Conferencia Episcopal, “el cariño y la preocupación por su salud ha sido compartida por su buen amigo, Francisco, quien personalmente ha buscado comunicarse con él para conocer su estado de salud”.

Asimismo, se informó que al alto jerarca de la Iglesia Católica se le practicaron nuevas pruebas para conocer la evolución de su enfermedad y como era previsible se encontraron algunos efectos del contagio en sus pulmones.

La curia aseguró que el estado de salud del cardenal es estable y ha presentado una leve mejoría. Sigue estando de buen ánimo y siguiendo las indicaciones del cuidado que los doctores han prescrito para él.

En el escrito la Conferencia Episcopal agradeció una vez más las muestras de cariño y sincero interés por parte de muchísimas personas dentro y fuera del país.

COMUNICADO

Presentamos un nuevo informe sobre el estado de salud de nuestro pastor S.E.R. Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

El día de ayer se le practicaron nuevas pruebas para conocer la evolución de su enfermedad y como era previsible se encontró algunos efectos del contagio en sus pulmones.

Gracias a Dios y a las oraciones de todos, su estado de salud es estable y ha presentado una leve mejoría.

Sigue estando de buen ánimo y siguiendo las indicaciones del cuidado que los doctores han prescrito para él.

El cariño y la preocupación por su salud ha sido compartida por su buen amigo, el Santo Padre Francisco, quien personalmente ha buscado comunicarse con él para conocer su estado de salud.

Agradecemos una vez más las muestras de cariño y sincero interés por parte de muchísimas personas dentro y fuera del país.

Contamos con sus oraciones y rogamos a Dios por la salud, no sólo del señor cardenal sino por la de los miles de hermanos y hermanas que están pasando por esta prueba por la Pandemia.

Encomendamos de manera particular al personal sanitario a las manos de Nuestra Señora, Salud de los Enfermos y Consuelo de los Afligidos.

Tegucigalpa M.D.C., 6 de febrero de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.