En Salud: 40 de cada 100 trabajadores contagiados son del personal de enfermería

Captura 2 josué


Sin embargo en el porcentaje de mortalidad, este gremio registra menor índice, que por ejemplo el de los médicos. Paradojicamente, el país se está quedando sin personal de enfermería.

Para conocer desde adentro, cuál es la percepción que hay de estos registros entre los empleados de la salud, consultamos al presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras y Enfermeros de Honduras (ANEEAH), Josué Orellana.

“En el transcurso cómo se ha ido desarrollando la pandemia, en el país hemos visto que 40 de cada 100 trabajadores (de la salud) que se infectan es personal de enfermería”.

“Pero en el tema de fallecimientos por esta patología no funciona así, porque nosotros tenemos más contagiados que el Colegio Médico, pero tenemos menos compañeros fallecidos, entonces es una situación bastante difícil de asimilar, no entendemos qué pasa”, expresó Orellana.

De lo que sí no hay ninguna duda, que es en estos dos sector donde mayor cantidad de fallecidos reporta en esta pandemia. “El médico llega, revisa al paciente, pasa las indicaciones, luego el médico se regresa y en eso el médico tiene una exposición con el paciente”.

Pero “la enfermera va a cumplir todas las órdenes que dejó el médico y se queda 24/7 con el paciente, por eso es que nosotros tenemos también esa cantidad de compañeros contagiados”.

dijo que  el personal de enfermería está allí, no se cansa, no se rinde; de hecho hemos visto en algunos hospitales a una sola enfermera con 25 pacientes Covid. Y esa enfermera se nos infecta porque primero no tiene capacidad para poder atender a 25 pacientes”.

HONDURAS SE ESTÁ QUEDANDO SIN PERSONAL DE ENFERMERÍA

Con tanta carga laboral y viral, lo más probable es que esa enfermera termina por contagiarse, dijo Orellana. “Entonces esa enfermera al más mínimo error que comete, se contagia, se nos complica y se nos muere”, expuso. A la fecha son 37 los enfermeros y enfermeras que han fallecido en la pandemia.

Agregó que esa carga laboral se acrecienta porque, si alguna enfermera se jubila no llega el reemplazo, lo mismo ha sucede cuando fallece, no hay reemplazo.

“Y el que queda en el sistema que es el que tiene que multiplicarse para cumplir la obligación de atender a la población. En una sala habían 10 auxiliares de enfermería y se fueron tres jubiladas, otras dos se fueron a aislamiento solo quedan cinco, pero las cinco tienen que hacer el trabajo de las 10”, ejemplificó.

Sin embargo este problema alcalnza dimensiones alarmantes, al contabilizar la cantidad de centros de salud cerrados porque no cuentan siquiera con una enfermera que los atienda.

“Tenemos ahorita 166 centros de salud cerrados porque la enfermera se fue jubilada y no llegó reemplazo". Peor aún adelantó que dentro de poco, ese número ascenderá a 250 porque son centros de salud atendidos de forma única por una enfermera, sin médico.

Eso vendría a perjudicar a más de medio millón de personas. Según estimó, son más de mil enfermeras y enfermeros que ya realizaron su gestión de jubilación, porque ya tienen la edad que dice la ley.

La solución que plantea la ANEEAH, es lograr un acuerdo con el Gobierno para capacitar a un grupo de por lo menos 800 personas y que los 1022 recursos que están en espera de jubilación hagan un compás de espera.

Así los nuevos recursos serían contratados el próximo año, pero que sea un compromiso del Gobierno, dijo Orellana.

El dirigente gremial también lamentó la decisión tomada hace pocos años de cerrar las escuelas de enfermería del Estado. “Con esa decisión imposibilitó que se capacitaran 1,500 enfermeras entre 2017, 2018 y 2019, este trabajo solo lo continuaron realizando las escuelas privadas, que el grupo que prepara es bastante mínimo, por lo tanto se desbordado por el mayor porcentaje de demanda de la población, máxime en esta pandemia”.

Si bien es cierto que las autoridades de Salud han recapacitado de la decisión errónea, pero que ahora ya están con la demanda a cuestas, expresó.

“El problema es tan grave que en San Pedro Sula se ha querido abrir más salas de los hospitales de esta ciudad y no se ha podido porque ha resultado imposible encontrar por lo menos una tan sola auxiliar de enfermería”, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.