En ‘noche loca’ jóvenes desatan su furia contra garita de seguridad de residencial Santa Mónica

Los vecinos sospechan que estos muchachos por lo menos andaban bajo el efecto del alcohol.

Al parecer lo que desató la desbordada locura en estos muchachos, es que después que la colonia había quedado sin servicio de vigilancia, el ingreso del vecindario era libre, pero desde la tarde-noche del viernes el patronato contrató a otra empresa seguridad, y quizá los jóvenes quisieron demostrar que ese es su patio y que los gallos son ellos; eso para tratar de comprender el por qué de tan iracunda acción.

Entre los perjuicios causados está la destrucción de las “trancas”, destrucción de las cámaras de vigilancia y destrucción de las ventanas de la garita de vigilancia, lo que aconteció alrededor de las 4:30 de la mañana de este sábado.

Llama la atención que a pesar que la empresa de seguridad retuvo a los jóvenes infractores, no dió aviso a la policía y que ésta se encargara de las acciones a tomar.

Un comunicado del patronato de residencial Santa Mónica indica que “procedieron a realizar la denuncia respectiva ante los órganos investigativos para tomar las acciones que corresponden y captura de éstos.


En horas de la tarde uno de los cuatro jóvenes que supuestamente participaron en este hecho vandálico, René Pineda Galindo quedó detenido provisionalmente por considerarlo el actor intelectual.

Pero al finalizar la tarde el patronato concilio con los jóvenes que dañaron la garita de seguridad, quiénes se responsabilizaron de los daños y hacerse cargo de los gastos que correspondan, estos ya fueron pagados en su totalidad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


20 + siete =