EN EL PAÍS DE LA INJUSTICIAS: Madre de Keyla Martínez cuestiona a la  DPI falta de ética profesional

Norma Rodríguez, madre de Keyla Martínez, la estudiante de enfermería que diversos sectores creen murió a manos de policías, cuestiona accionar de la Dirección Policial de Investigación (DPI), porque anunciaron la conformación de un equipo especial que, en menos de 48 horas, debe esclarecer los hechos y dar con los actores materiales del crimen de dos policías.

Ante esta manifiesta desigualdad en el interés de aplicación de la justicia, doña Norma dirigió una carta al titular de la DPI, Rommel Martínez, en donde exige, con todo derecho, explicaciones del por qué nombró un equipo especial para investigar la muerte de los agentes de la Policía Nacional, pero no ha tenido la valentía, coraje y ética profesional para con el caso del asesinato de su hija.

“Me dirijo a usted, porque leí la noticia que la DPI ha conformado un equipo especial de investigación, para obtener resultados en un periodo de 48 horas, sobre el asesinato de los agentes de policía, Kenneth Ricardo Flores Alvarado y Carlos Alfredo López Mendoza”.

Ante semejante desacato a la promesa de hacer cumplir la ley, que se supone hizo en algún momento el comisionado Rommel, la atribulada le formuló nueve preguntas al titular de la DPI, pues considera que las autoridades valoran más la muerte de policías que la de civiles a manos de estos.

“Esa noticia me ha impactado y ha despertado muchas inquietudes y quiero hacerle nueve preguntas de las cientos que día a día me hago”, cita parte de la carta.

“¿Por qué para investigar el asesinato de dos policías les basta 48 horas para saber quién les quitó la vida y para investigar el asesinato de mi hija no les ha alcanzado la cantidad de seis mil 800 horas aproximadamente? ¿Por qué no investigaron el asesinato de mi hija, si no, solamente su detención?”, cuestionó.

“¿Por qué piensa usted que la vida de estos dos policías asesinados valía más que la vida de mi hija Keyla, también asesinada? Para mí ella era muy valiosa, como estoy segura que era valiosa la vida de estos policías para sus madres”, reprochó.

De igual forma, lamentó que los involucrados en el asesinato de su querida hija no se les ha enjuiciado, señalando así al subcomisionado Melvin Alvarenga, como principal responsable; los agentes que estuvieron de servicio el día del crimen y los once detenidos que se convirtieron en testigos.

“¿Acaso la DPI está encubriendo a los asesinos? ¿Cree usted, que debo cooperar económicamente con ustedes para conformar un equipo especial de investigación para obtener también resultados en la investigación del asesinato de mi hija? Cooperaría con todo gusto”, recriminó.

Finalmente se preguntó cuántas horas debería esperar para obtener las respuestas a sus duras, justas y sinceras interrogaciones.

Como recordarán, el domingo 7 de febrero, en horas de la mañana se confirmó la muerte bajo custodia policial, en la ciudad de La Esperanza, de la joven estudiante de enfermería.

Según los uniformados, el deceso fue un suicidio, sin embargo, la autopsia de Medicina Forense reveló que Keyla fue asesinada, y las únicas personas que ingresaros y salieron de la celda en donde permanecía detenida fueron los policías de turno ¿QUÉ TAN DIFÍCIL RESULTARÁ INVESTIGAR ESE CRIMEN?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *