En China inició el mundial de basquetbol y EEUU ya demuestra que no llegó a ‘jugar’

De entrada, el país del “Tío Sam” indica que su mirada en este torneo la tiene puesta en la cima. Y el equipo de la República Checa se convirtió en su primera víctima, aunque por un tablero relativamente decoroso, 88 contra 67.

Aunque compuesto por un equipo con jugadores en su totalidad de la NBA, en realidad no se trata de un ‘ciclón del entarimado’, quizá es más el peso de sus dos últimas coronas, Turquía 2010 y España 2014.

Finalizado el primer cuarto con un talero de 17-14, el cuadro estadounidense se fue al descanso dominando 43-29, y a la vuelta de los camerinos no tuvo más que administrar sin sobresaltos su ventaja, dando entrada en la cancha a toda la plantilla.

Fue así que tan solo dos jugadores superaron los 20 minutos en el entarimado, el escolta Marcus Smart y el armador Donovan Mitchell, que sumó 16 puntos y un 50% de acierto en triples en 25 minutos.

El alero, Harrison Barnes, fue el siguiente máximo anotador de los norteamericanos con 14 unidades, y el base, Kemba Walker, llegado este verano boreal a los Boston Celtics, firmó 13 puntos y 4 asistencias.

El combinado de las Barras y Estrellas se vio privado de la presencia de sus mejores jugadores, como LeBron James, Stephen Curry, Kawhi Leonard o los preseleccionados James Harden y Anthony Davis.

Pese a todo, son los máximos favoritos a revalidar el título por tercera vez consecutiva, aunque selecciones de la talla de Serbia, España, Grecia o Australia querrán que se repita la historia de 2002 y 2006, cuando los estadounidenses se quedaron fuera en cuartos de final y semifinales respectivamente.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*