En Arenales, Yoro, encuentran a esposa de asesino confeso con bebé de la víctima

La infante fue raptada por el homicida cuando al momento en que perpetró el crimen a una joven madre en la Villa de Cofradía, ésta tenía en sus brazos a la niña de cuatro meses de nacida.

La mujer detenida fue identificada por el nombre de Alba del Arca Pavón, de 23 años, e identificada por el hombre como su compañera de hogar, ella fue encontrada en compañía de la infante, la captura tuvo lugar en Arenales, departamento de Yoro. 

El responsable del planificado crimen en contra de una joven madre, de 17 años de edad, se identificó como con el  nombre de Elder Josué Ventura Beltrand, de 23 años, quien trabajaba como guardia de seguridad, originario de Santa Cruz de Yojoa y residente en una cuartería de la Colonia Las Brisas del sur, en Cofradía, Cortés.

A él se le dio detención de manera infraganti, por el delito de femicidio. Los hechos ocurrieron el día viernes 27 de noviembre al medio día, cuando esta pareja llamó a la víctima de nombre Laura Stefany Rivera, con una bebé recién nacida, para que los visitara.

Es así como la víctima fue de visita con su bebé. Autoridades expresaron que había alguna amistad entre ellos. Al llegar al cuarto de sus aparentes amigos, la estrangularon y le quitaron la bebé, según información divulgada.

Acto seguido la mujer sospechosa huyó y su pareja se quedó en el cuarto, tratando de ocultar su crimen, luego procedió a embolsar el cuerpo para desaparecerlo.

Por la tarde la familia de la víctima llamó al Sistema Nacional de Emergencia 911. Entonces la Policía Nacional comenzó la búsqueda de la desaparecida, encontrando ya sin vida a la víctima.

De su parte, Roberto Quintero, pareja sentimental de la joven madre asesinada, afirmó que los ahora detenidos tenían todo planeado y el objetivo era robarle a su hija de cuatro meses, porque se habían obsesionado con la infante.

Según Quintero, la pareja sospechosa no podía concebir y ya habían perdido varios embarazos, por lo que constantemente buscaban comprarle regalos a la bebé.

«Solo esperaron a que me fuera para la fábrica para matarla y llevarse a la niña», dijo entre lágrimas el joven padre en la posta policial.

En el momento de la captura Ventura reconoció que había matado a la jovencita por venganza en contra de Quintero por supuestamente haber abusado de su pareja.

Ante estas acusaciones, el joven expresó que está a la orden de las autoridades para que realicen las investigaciones necesarias. «Yo estoy limpio y me pueden hacer las pruebas que quieran».

No obstante, los agentes de investigación informaron que trabajan en coordinación con los laboratorios de criminalística para confirmar o descartar dos de las hipótesis fuertes que circulan.

Una es la infidelidad entre ambas parejas y la otra es que una pareja no podía procrear hijos y decidieron robarse la bebé cometiendo el feminicidio. Manifestaron que las pruebas técnicas y científicas confirmarán la hipótesis verdadera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *