Empleados de Luis Redondo apelan a la conciencia, moral y ética del diputado

Grande es su angustia tras muchos meses de incertidumbre por saber si se hará responsable de sus obligaciones laborales.

Como el tiempo pasa y no obtienen respuesta, hoy hicieron público un vídeo de petición. Una de las empleadas del diputado Luis Redondo, que durante 12 años laboró para la empresa Grupo Colybri, es Gisela Miselem, una mujer ya próxima a la tercera edad con retos especiales.

“Yo quiero que por favor me paguen, ya sea mucho o poco; porque tengo necesidades, tengo compromisos, tengo responsabilidades, tengo cargas sobre mi”, comienza diciendo la señora Miselem.

“Señor Luis Redondo, le di 12 años de mi vida, dónde están mis derechos ahora; todo este tiempo que trabajamos para usted dónde todos los empleados del Grupo Colybri. Y usted ¡de qué forma nos está tratando! ¡póngase la mano en la conciencia! sea justo con nosotros”, expresó la acongojada señora.

Otro empleado que expresó su preocupación por esta vía es, César Valladares. Él se refirió a esta sensación de abandono que sufre todo el grupo de trabajadores que laboró para el diputado Luis Redondo. “Aprovechamos este espacio para que él se ponga en comunicación con nosotros; creyendo también en la justicia de nuestro país, en las leyes, para que nos ayuden para arreglar lo más pronto posible el caso”, expresó Valladares.

Para ellos es de vital importancia, pues tienen grandes responsabilidades, como es proveer sustento para sus familias, eso por un lado; porque no olvidemos, que también es un derecho, de modo que resulta nada ético que un diputado, que deber ser estandarte de justicia, como representante del pueblo, mancille de manera tan vil la sencillez de personas humildes.

empleados Luis Redondo demandan pago prestaciones

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


catorce − trece =