EMPAREDADOS A LA GARDUÑA Y PISTO EN LA MANO: Son los videos ‘independientes’ de la desvergüenza

Captura cuál 1


Este 15 de septiembre volvió a demostrar la dependencia que apabulla la dignidad del hondureño, en diversos sentidos.

Una de ellas, la más cruel quizá, es la pobreza a la que ha sido sumergido el pueblo, esto desde la época colonial y que increíblemente perdura hasta la actualidad.

Como modernos ‘espejitos’, quienes ostentan el poder, o aspiran a tomarlo hacen gala de ‘asombrar’ o someter a las masas; desde luego, la forma menos evidente para el receptor es recibir un ‘espejito’, es decir un obsequio, los mismo son tan comunes que por lo general pasan desapercibidos, excepto cuando éstos masacran la dignidad, o burlan la vergüenza.

Y eso es precisamente el caso de esta nota, donde mostramos dos videos, cada uno de distinto partido, pero con un objetivo común, tener contentas a las masas; la excusa: “que puedan saciar su hambre mientras les apoyan”.

Y no de esos videos se obtuvo en el Estadio Nacional, en donde se aprecia la forma humillante en que algunas personas lanzaban a la garduña (al aire), como se dice en Honduras, cantidades de emparedados y cómo la gente se los disputaba.

Siendo que sucedió en el marco de un espectáculo promovido por el Gobierno central y dadas las restricciones de ‘seguridad’ para grupos de no eran del Partido Nacional, se deduce que quienes “repartían” la comida era gente del partido de Gobierno.

En el otro video se observa como el coordinador general del Partido Libre repartía dinero a diestra y siniestra, literalmente.

Porque estando él a bordo de un vehículo con las ventanillas abajo, era asediado por enjambres de manos que ‘exigían’ su pago por haber acudido a la manifestación denominada “Cuál Independencia”.

‘LA MISMA MONA EN DISTINTA RAMA’, dirán algunos, lo cual es cierto; sin embargo lo visto es vergonzoso sí, pero no es lo peor.

Lo peor es que el sistema democrático “estilo Honduras”, está estrictamente acondicionado para continuar manteniendo sometido en la ignorancia, hambre, violencia y enfermedad al pueblo, de tal forma  que pasen otros 200 años, total, todavía se continuarán fabricando ESPEJITOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × cinco =