Emiten advertencias desalentadoras por el calor opresivo en EE.UU.

Emiten advertencias desalentadoras por el calor opresivo en EE.UU.

A medida que una opresiva ola de calor se extiende por Estados Unidos y no muestra signos de disminuir hasta al menos el fin de semana, los líderes locales de todo el país están pidiendo que se extreme la precaución.

El calor abrasador que ya se ha instalado en gran parte del centro-sur de EE.UU. y que ha provocado alertas y avisos de calor en toda la región está empezando a extenderse hacia el noreste este miércoles, trayendo «temperaturas húmedas de hasta 32,2 °C» y valores de índice de calor, esto es, el calor que realmente se sentirá, basado tanto en la temperatura del aire como en la humedad, que son aún más altos, según el Centro de Predicción del Tiempo (WPC, por sus siglas en inglés).

La alcaldesa de Boston, Michelle Wu, declaró la emergencia por calor hasta este jueves y anunció que habrá al menos una docena de centros de refrigeración en instalaciones de toda la ciudad y más de 50 zonas de chapoteo en parques y áreas de juego. «Está claro que un clima cambiante es un riesgo para nuestra salud», dijo la alcaldesa.

Desde este miércoles por la mañana hasta las 8 de la tarde está en vigor un aviso de calor, y se prevé que el índice de calor supere los 37,7 °C, según el Servicio Meteorológico Nacional de Boston.

El gobernador de Connecticut activó el protocolo de clima extremo del estado hasta el domingo, lo que ayudará, en parte, a garantizar la disponibilidad de centros de refrigeración.

En Nueva York, los dirigentes estatales instaron a los residentes a permanecer en el interior en los próximos días para evitar las «peligrosas condiciones que pueden provocar estrés por calor y enfermedades», dijo Jackie Bray, comisionada de la división de seguridad nacional y servicios de emergencia del estado.

Al menos un tercio de la población de EE.UU. está bajo avisos de calor y advertencias de calor excesivo, y unos 265 millones de personas experimentarán temperaturas superiores a los 32,2 °C en los próximos días, con algunas de las temperaturas más altas previstas en el sur de las Llanuras.

Little Rock, Arkansas, registró este martes su décimo día del año con temperaturas de al menos 37,7 °C, según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés). El servicio advirtió que el miércoles será «otro día brutal», con temperaturas elevadas e índices de calor peligrosos.

Fort Worth, Texas, que el martes registró un récord de 42,7 °C, está bajo una advertencia de calor excesivo el miércoles, con temperaturas que se prevé que alcancen hasta 43,3 °C.

En Oklahoma, donde las temperaturas superaron los 37,7 °C en gran parte del estado el martes, el calor extremo y la sequía han provocado incendios forestales y cortes en el sistema de agua rural, dijo el portavoz del Departamento de Gestión de Emergencias y Seguridad Nacional de Oklahoma, Keli Cain, a CNN.

Y no se trata solo de Estados Unidos: la crisis climática ha llevado el tiempo al extremo en todo el mundo, con una abrasadora ola de calor que también ha barrido Europa esta semana.

Fuente CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cinco =