El Sevilla destituye a Lopetegui

El Sevilla destituye a Lopetegui

Sevilla, 5 oct (EFE).- Julen Lopetegui ha dejado de ser entrenador del Sevilla tras condenarle el mal arranque del equipo en su cuarta temporada al frente del banquillo y después de que en las tres primeras lograra en LaLiga situarlo en la cuarta posición, siempre a la estela de los ‘grandes’ -Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid-, y de que en su primer año engrandeciera las vitrinas del club hispalense la sexta Liga Europa.

El técnico guipuzcoano, de 56 años, llegó al Sevilla en el verano de 2019 después de que el anterior curso, el 2018-19, el equipo lo empezara con Pablo Machín y lo acabara con Joaquín Caparrós en su tercera etapa al frente de la plantilla, lo que dio para quedar sexto en el torneo doméstico y una nueva clasificación para la segunda competición continental.

Lopetegui fue la apuesta de Ramón Rodríguez ‘Mochi’, quien volvía al cargo de director deportivo después de ejercer esas funciones durante un par de temporadas en el Roma, y su contratación causó algo de escepticismo entre un sevillismo que recordaba su convulsa salida como seleccionador nacional en las vísperas de arrancar el Mundial de Rusia por haberse comprometido paralelamente con el Real Madrid para la campaña 2018-19.

Además, el de Asteasu tuvo un corto recorrido al frente del conjunto madridista al ser destituido en la jornada décima del campeonato liguero.

Por ello, su anuncio como nuevo entrenador del Sevilla se tomó con recelo, lo que obligó al vasco a señalar, durante su presentación el 5 de junio de 2019, que en su etapa en la selección él no dio «ninguna espantada» y que en el Real Madrid se fue «muy temprano» y en el «momento en el que se trataba de hacer algo diferente».

Pronto se acabaron las dudas cuando llegaron los primeros resultados positivos de un Sevilla que en la campaña 2019-20 concluyó el campeonato en cuarta posición, con una clasificación directa para la Champions y, aun con los problemas añadidos de la pandemia, con la conquista del trofeo de la Liga Europa tras ganar al Inter de Milán (3-2) en la final disputada en Colonia.

En la segunda temporada, con los calendarios alterados por la covid-19, Lopetegui estuvo cerca de lograr su segundo título, el de la Supercopa de Europa disputada en septiembre de 2020, pero se la llevó el Bayern de Múnich por 2-1 tras una prórroga.

La progresión sevillista continuó y el equipo volvió a ser cuarto en LaLiga, un puesto que tenía asegurado cinco jornadas antes de la conclusión de un torneo que acabó con 77 puntos, récord en la historia del club, pero también destacó en la Copa del Rey, en la que cayó en semifinales tras una prórroga ante el Barcelona; y en la ‘Champions’, al llegar a los octavos y caer en una apretada eliminatoria ante el Borussia Dortmund que acabó con un global de 5-4.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *