El Senado rechaza convocar testigos en el juicio político contra Trump

Por 51 votos a 49, el senado estadounidense votó en contra de citar a declarar a nuevos testigos en el juicio político contra Donald Trump. El bloqueo de esa última carta que esperaban jugar los demócratas deja a una paso el llamado a la votación definitiva que absolvería al presidente de Estados Unidos.

Los intentos de la oposición demócrata fracasaron cuando sólo consiguieron que dos de los cuatro republicanos que necesitaban torcer para su lado votaron por oír nuevos testimonios.

Sólo contaron con el apoyo de Susan Collins, de Maine, y Mitt Romney, de Utah. Pero la representante de Alaska, Lisa Murkowski, y Lamar Alexander, de Tennessee, se mantuvieron junto a su bloque en una defensa cerrada del Presidente.

“Dada la naturaleza partidista del procedimiento de destitución desde su inicio, he llegado a la conclusión de que no habrá un juicio justo en el Senado. No creo que continuarlo cambie nada. Es triste admitirlo, pero el Congreso como institución ha fallado”, dijo Murkowski en un comunicado.

Horas antes, Alexander también había expresado su reticencia a través de una publicación en sus redes sociales: “Fue inapropiado que el presidente le pidiera a un líder extranjero que investigara a su oponente político y retuviera ayuda económica para alentar esa investigación. Pero la Constitución no le da al Senado el poder de remover al Presidente de su cargo y prohibirle competir en las elecciones simplemente por acciones que son inapropiadas”, expresa un pasaje de su declaración.

Por su parte, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo el viernes que una absolución de Donald Trump sin nuevos testigos sería “insignificante».

“Este país se encamina hacia el mayor encubrimiento desde Watergate”, agregó el senador en alusión al escándalo político por el robo de documentos demócratas en sus oficinas del edificio Watergate, en Washington, y que derivaron en la renuncia en 1974 del entonces presidente Richard Nixon.

“Si mis colegas republicanos se niegan a considerar testigos y documentos, entonces una absolución sería insignificante porque sería el resultado de una farsa de juicio”, dijo Schumer a la prensa.

El congresista parecía resignado ante una absolución de Trump de los cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso, que los demócratas habían imputado al mandatario republicano por sus presiones a Ucrania para que investigase al ex vicepresidente demócrata Joe Biden, un posible rival en los comicios de noviembre, y luego obstaculizara la investigación del Congreso al respecto.

Los demócratas deben tener en cuenta, además, el posible impacto que tendría prolongar el juicio político en la campaña para los “caucus” (primarias) que se celebran el próximo lunes en Iowa, y a los que concurren cuatro miembros de su partido en el Senado: Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Amy Klobuchar y Michael Bennett.

Fuente Infobae.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


cuatro × 3 =