El Salvador: Gobierno niega pacto con pandilleros y corre a mostrar fotos de sus condiciones

En medio de una polémica por un reporte periodístico que señala al Gobierno de El Salvador de conceder beneficios carcelarios a  grupos de pandillas para que disminuyan los homicidios, este fin de semana, autoridades de El Salvador difundieron imágenes  mostrando las condiciones de reclusión de pandilleros.

El director general de Centros Penales, Osiris Luna, acompañó a un grupo de periodistas para mostrar las “medidas estrictas” de reclusión en la prisión de Quezaltepeque y la cárcel de máxima seguridad de Izalco, ambas repletas de pandilleros.

Pandilleros del Barrio 18 y de su rival Mara salvatrucha (MS-13) se hayan mezclados y hacinados en las celdas, sin camisa, solo usando calzoneta blanca y con mascarillas en su rostro por prevención frente a la pandemia del coronavirus, la misma imagen se repetía en ambas prisiones.

“Nosotros estamos desesperados, no podemos ver a nuestros familiares desde hace mucho tiempo, no podemos hablar con nadie, tenemos nuestras necesidades y nuestras enfermedades, pero con este encierro todo parece imposible”, dijo a la AFP Denis Flores, uno de los 2 mil 600 pandilleros recluidos en la prisión de Izalco, 66 kms al oeste de San Salvador.

El jueves de la semana pasada, el periódico digital El Faro señaló al gobierno de llevar “un año negociando” con la pandilla MS-13 una reducción de homicidios, a cambio de beneficios carcelarios, entre otras cosas. Sin embargo, El director Luna desestimó el informe periodístico.

“El presidente ha sido claro, con el Estado nadie va a negociar y se va a hacer cumplir la ley, estamos haciendo cumplir las medidas estrictas, no estamos dando beneficios a nadie”, añadió Luna, asegurando que los reos se mantienen en sus celdas y solo salen para chequeos médicos, como establecen las condiciones implementadas hace meses en las cárceles con pandilleros para evitar la comunicación entre ellos.

En El Salvador, las pandillas tienen unos 70 mil miembros -más de 17 mil de ellos encarcelados- y se dedican a la extorsión y el narcotráfico, entre otras actividades ilegales.

Con información de Prensa Libre

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


cuatro × 1 =