El petróleo aumentó un 60% este año. ¿Cuánto pueden subir los precios?

Petróleos de Honduras Petrhon

El aumento de los precios del petróleo desde que Rusia invadió Ucrania ha sido espectacular. Pero los analistas y los operadores creen que el reciente repunte podría ser solo el comienzo, ya que las advertencias de un crudo de US$ 200 comienzan a filtrarse en el mercado.

Lo que está ocurriendo: El precio del petróleo se disparó este lunes a su nivel más alto desde 2008, ya que las naciones occidentales sopesaron un embargo sobre el crudo de Rusia, el segundo mayor exportador del mundo.

Los futuros del crudo estadounidense se dispararon un 6% para cotizar a US$ 123 el barril. El crudo Brent, la referencia mundial, llegó a alcanzar brevemente los US$ 139 por barril, antes de retroceder hasta los US$ 125. Sin embargo, es un salto de más del 35% en solo un mes.

Hasta ahora, la administración Biden se ha mantenido al margen de las sanciones directas al enorme sector energético de Rusia, mientras el presidente Vladimir Putin sigue intensificando la guerra en Ucrania. Sin embargo, esto podría cambiar a medida que aumenta la presión bipartidista y que Ucrania pide sanciones aún más duras contra Moscú.

«Ahora estamos hablando con nuestros socios y aliados europeos para estudiar de forma coordinada la posibilidad de prohibir la importación de petróleo ruso y asegurarnos de que sigue habiendo un suministro adecuado de petróleo en los mercados mundiales», declaró el domingo el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, a Jake Tapper de CNN.

Desglosando: Para muchos en Occidente, ya existe una prohibición de facto sobre el petróleo ruso. Los transportistas, las compañías de seguros y los bancos han decidido que no quieren arriesgarse a entrar en conflicto con las sanciones ni lidiar con los problemas logísticos de recoger los cargamentos rusos, y han buscado el suministro en otros lugares. (Shell compró recientemente petróleo ruso para cumplir con los pedidos realizados antes de la invasión, pero dijo que donaría los beneficios para ayudar «al pueblo de Ucrania»).

«Eso haría aún más probable que perdiéramos el suministro del mercado de Rusia a corto plazo», me dijo Bjørnar Tonhaugen, jefe de mercados petroleros de Rystad Energy.

Rusia exporta unos 4 millones de barriles de crudo al día a Occidente, sobre todo a Europa. Una parte de ese suministro podría ir a China o India, pero no está claro cuánto, dijo Tonhaugen. Las exportaciones totales de petróleo de Rusia se situaron en diciembre en unos 7,8 millones de barriles diarios.

Retirar millones de barriles de crudo de un mercado que ya tenía dificultades para hacer frente a una oferta limitada y una demanda elevada antes de que Rusia emprendiera la guerra en Ucrania es una receta para aumentar la tensión.

Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, entre ellos Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, podrían intervenir, pero la semana pasada señalaron que no piensan involucrarse por ahora. Las conversaciones sobre un acuerdo nuclear con Teherán que podría desbloquear algunas exportaciones de petróleo iraní se estancaron el fin de semana.

¿Hasta dónde puede llegar el petróleo?

Los estrategas de JPMorgan dijeron la semana pasada que si las interrupciones del petróleo ruso duran «todo el año», los precios podrían subir hasta US$ 185 por barril.

Pero Tonhaugen cree que los precios del petróleo podrían tener que saltar hasta los US$ 200 por barril antes de que la demanda empiece realmente a sufrir un golpe y se inicie un reequilibrio del mercado.

Bank of America también dijo que los precios del petróleo podrían alcanzar los 200 dólares por barril si «la mayoría de las exportaciones de petróleo de Rusia se cortan».

El precio de una opción de compra de crudo Brent a US$ 200 por barril se duplicó con creces este lunes, según los datos de ICE Futures Europe, lo que indica el creciente temor a que los precios puedan alcanzar un nuevo nivel. El precio más alto de la historia del Brent fue de US$ 147,50 en julio de 2008.

Las rápidas subidas de los precios de la energía tendrán importantes ramificaciones en la economía, ya que harán que los consumidores reduzcan el gasto en otras áreas. El precio medio del galón de gasolina normal alcanzó los US$ 4 en Estados Unidos durante el fin de semana, también un máximo desde 2008.

No solo el petróleo: Los precios de otras materias primas, como el trigo, el cobre, el aluminio y el paladio, también han subido. El índice de materias primas de Bloomberg aumentó un 13% la semana pasada, su mayor subida registrada.

Fuente CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 1 =