El niño de «Nevermind» demanda a Nirvana por pornografía infantil

Foto Debate


A 30 años del lanzamiento del disco más célebre de Nirvana y uno de los más importantes del rock de las últimas décadas, una inesperada polémica rodea a Nevermind (1991), debido a que Spencer Elden, que de niño apareció en la famosa portada de Nirvana, denunció a los exintegrantes y herederos del grupo y les acusó de pornografía infantil.

El demandante, quien durante los últimos años ha dado entrevistas y comentado cómo su vida cambió debido a la célebre imagen, la fotografía que ilustra la portada de Nevermind, donde se le ve nadando en una piscina e intentando agarrar un billete de un dólar que está colgando en un hilo de pescar, nunca fue autorizada por sus padres, quienes -según él- no habrían firmado un consentimiento para el uso de su imagen en el álbum.

Al mismo tiempo, Elden asegura que la fotografía viola los estatutos federales actuales y constituye un caso de pornografía infantil."Los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer", asegura la denuncia presentada en un juzgado californiano y que fue recogida por medios estadounidenses.

Si bien, de acuerdo a medios como BBC, “las fotos no sexualizadas de bebés generalmente no se consideran pornografía infantil según la ley de EE.UU.”, la inclusión del billete de un dólar -que se superpuso después de que se tomó la fotografía- hace que el menor parezca “un trabajador sexual”, según el abogado de Elden, Robert Y. Lewis.

Elden pide una indemnización de al menos 150 mil dólares a cada uno de los 15 acusados, que incluyen a los miembros sobrevivientes de la banda Dave Grohl y Krist Novoselic; los administradores de la propiedad de Kurt Cobain; la exesposa de Cobain, Courtney Love; y el fotógrafo Kirk Weddle.

Los representantes de Nirvana y sus sellos discográficos aún no han respondido a la prensa frente a estas versiones. EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.