El médico internista Henoch Rivera Ríos señala diversos factores que interactúan con el Covid

Captura 2 Henoch


El profesional de la medicina, de nacionalidad mexicana, señaló que los pacientes por Covid han estado presentando una serie de manifestaciones que resultan de suma preocupación. “Y es que se están sumando a la pandemia del Covid varios factores. El primero es que la pandemia de una manera colateral está arrastrando un porcentaje del presupuesto familiar que hace que las personas y los hogares estén muy preocupadas".

"Y esto nos está dando la primera manifestación de cuidado en relación a lo que es la tos, la carraspera en la garganta ¿es Covid? ¡no señor! Está muy tenso, no duerme, está angustiado, tiene reflujo gástrico y como sabemos que el Covid en sus primeras manifestaciones es precisamente resequedad en la garganta, entonces entramos en pánico”, comenzó exponiendo el doctor Rivera.

“Tenemos la primera aclaración de que esas manifestaciones no son Covid, es reflujo gastroesofágico, es molesto, angustiante. Además ha estado lloviendo y empezamos a percibir los cambios climatológicos, que nos generan cambios en la cognición, empezamos a carraspear todo el día, se nos tapa la nariz o congestión nasofaríngeo, eso es estacional y se presenta más en aquellas personas que tienen una rinitis alérgica”.

“Cuando estamos hablando de gripe, o síndrome gripal agudo, puede ser que en principio se a muy difícil hacer el estado diferencial con el Covid, porque ambos cuadros se manifiestan con situaciones que apenas muestran pequeñas diferenciaciones. Por ejemplo, en el catarro comienza irritación en los ojos y secreción de la nariz y como segunda manifestación, malestar en la garganta, timbre de voz nasal y, la secreción nasal para para volverse espesa; así vemos tres fases que no las tiene el Covid”.

Mientras que en el Covid es un ataque más general, más corporal, más hacia todo el cuerpo, comienza el dolor de cabeza, malestar en la garganta. Y es que cuando la persona tiene el contacto con un contagiado, recordemos que las partículas de saliva pueden viajar de 3 a 4 metros y al llegar a nuestra cara pueden durar vivas de tres a cuatro horas. Entonces hay un período de las primeras manifestaciones, eso se llama, período de incubación”.

“Durante ese tiempo no sentimos nada, el virus está escondido, guardado en la parte profunda de la nariz, por eso es que la prueba del hisopado se realiza de esa manera. Pero luego empieza el cansancio o fatiga, el sueño y repito, manifestaciones generales que no las tiene el catarro. Así son las principales diferenciaciones y el cuerpo va a responder en diferente forma ante uno u otro caso”.

Refirió que hacia el mes de mayo a junio los médicos empezaron a conocer cómo se comportaba el virus en los centroamericanos.

“Porque no le conocíamos al virus del Covid su ‘personalidad’, cómo era ese virus, cómo se comportaba con nosotros; porque se comportó con los chinos en una forma, con los europeos de otra, pero los centroamericanos empezamos a conocer que el virus en nosotros tenía manifestaciones fuera del árbol respiratorio superior y tiene dos características".

"Y es que aparece manifestado en las muestras de orina y al principio era tomado como infección urinaria, pero no se veía la infencción, la otra es que en un inicio se desconcertaban porque se decía ‘es que no puede ser coronavirus porque el paciente tiene diarrea’; ahora sabemos que el 5% de los pacientes por coronavirus tienen diarrea. Por lo tanto el concepto que tenemos el día de hoy es sumamente importante”, expuso.

No obstante, dijo que ya han tenido casos de pacientes que tienen gripe y a la vez tienen coronavirus, lo que a los médicos no les extraña, porque reconocen que no hay competencia entre esos virus y perfectamente pueden ingresar ambos al cuerpo, a diferencia con otros gérmenes. “Y no solamente uno podemos tener tres tipos de virus diferentes a la vez, puedo tener gripe, dengue y Covid”, apuntó.

Otro aspecto muy importante es el sedentarismo al que nos obligó al confinamiento, porque eso hace que se pierda masa muscular por falta de ejercicio, también hace que disminuya la capacidad de respirar porque la gente pasa mucho tiempo acostada al no tener mucho por hacer, entonces los pulmones pierden hasta un 40% de su capacidad de respiración, lo que favorece a la instalción del covid", refirió.

Con la aclaración que su intención no es la de crear pánico, sino la de alertar y modificar los hábitos diarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho + dieciseis =