El exdiputado Fredy Najera enfrenta nuevo juicio en la Corte de Nueva York

fredy

Este nuevo juicio contra el exdiputado hondureño, Fredy Nájera se espera revele nuevos detalles del vínculo que tenía la cúpula política de Honduras con el narcotráfico.

Mañana, martes 12 de abril el exparlamentario hondureño -acusado de tráfico de drogas y uso armas de fuego- se presentará a una audiencia de fáctico, dicho con otras palabras, es en esencia un juicio abreviado, donde las partes procesales presentarán evidencias que el juez evaluará para determinar una sentencia contra Fredy Nájera, quien anteriormente se declaró culpable de los cargos que se le imputan.

De acuerdo a una serie de documentos publicados por el periodista estadounidense, Jeff Ernst, y detallados en Diario La Tribuna, en la audiencia contra Nájera se presentaría un testigo conocido como CW-1, un miembro de alto rango del Cartel de Sinaloa, que se presume podría ser César Gastelum Serrano, quien manejaba las operaciones del cartel en Honduras.

En el documento se indica que el acusado (Fredy Nájera) poseía y controlaba una pista de aterrizaje en Catacamas, Olancho, que utilizaba para el narcotráfico.

De acuerdo a la investigación, a partir de 2008 Nájera discutió con CW-1 y otros miembros del Cartel de Sinaloa sobre el uso de pistas de aterrizaje y ranchos que Nájera controlaba en todo el departamento de Olancho para traficar toneladas de cocaína.

Poco después de esta reunión, CW-1 se enteró de que otro narcotraficante había llamado la atención de las fuerzas del orden sobre la pista de aterrizaje de Catacamas después de enviar un cargamento de cocaína de más de 1,000 kilos a esa pista de aterrizaje.

Debido a la preocupación por la atención reciente en la pista de aterrizaje de Catacamas, CW-1 y los otros miembros del Cartel de Sinaloa usaron otras pistas de aterrizaje controladas por Nájera para traficar drogas.

Para el 2012, cuando Nájera se postulaba para su reelección en el Congreso Nacional, solicitó a CW-1 aproximadamente 200 mil dólares (unos 4.8 millones de lempiras) para su campaña, que CW-1 entregó directamente a Nájera.

Luego de recibir los 200 mil dólares, Nájera le dijo a CW-1 que necesitaba aproximadamente 100 mil dólares más para garantizar los resultados de sus elecciones, lo que CW-1 entendió como manipulación de las elecciones.

Ernst explicó que, parte de los indicios es la ya conocida reunión después de la elección de 2013 que fue grabada por el líder del Cartel de los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, en la que se discutió esfuerzos para recibir tratamiento favorable del expresidente Juan Orlando Hernández, y apoyar a Óscar Nájera para la presidencia del Congreso.

Nájera participó en esa reunión de enero de 2014 sobre la elección como presidente del Congreso Nacional, donde también estuvo involucrado el excongresista Midence Oquelí Martínez Turcios, miembro de una organización narcotraficante acusado de tráfico de drogas y delitos con armas por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Durante esa reunión, Nájera discutió la búsqueda de un trato favorable y protección del presidente hondureño, Juan Orlando Hernandez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.