El entrenador del Olimpia dio testimonio de cómo salió de la depresión

El entrenador del Olimpia dio testimonio de cómo salió de la depresión

El entrenador del Olimpia, Pablo Lavallén dio el pasado domingo su testimonio de cómo salió de la depresión, durante su presencia en el Ministerio Tsebaoth de la capital.

Relató  que se incorporó al camino de Dios, tras vivir momentos duros como jugador en México. “Tenía ataque de pánico, no podía estar en una habitación que estuviera bajo llave, donde no hubiera luz y cuando escuchaba un ruido pensaba que me iban a robar o matar, yo estaba con miedo”.

Añadió “mucha gente me conoce por mi trabajo, pero es un simple trabajo, uno trata de hacerlo de la mejor manera, unas veces le va bien, otras no tanto, pero detrás de cada persona hay un hombre, un padre, un hijo, amigo, ciudadano. El éxito, logros y objetivos realizados van y vienen en la vida. Lo que no se desvanece nunca es la vida eterna, es su presencia. Ser conocido por Dios es más importante que cualquier logro, esto nos hace ser hijos. Ahora Soy Hijo».

Lavallen expresó «me encanta contar lo que Dios ha hecho conmigo, como fue mi inicio, ya que la mayoría me conoce por mi trabajo deportivo en Argentina, México y ahora que es la primera vez que salgo de mi país, pero en Dios no hay casualidades, yo sé que tengo un trabajo que hacer en lo natural».

“Ese agujero que tienes en tu corazón tiene una forma y se llama Jesús. Lo único que te ayudará es que le des cabida en tu vida. Yo lloré y sentí que lo que me decía era bueno, él hizo una oración y le entregué la vida a Jesús”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 − 2 =