El empleo temporal debería ser derogado y no el empleo por hora, asegura el laboralista Collins

515EF9DB-D3BB-4624-B604-AB38006F1F83
«El empleo temporal no reconoce ningún derecho, cada dos o tres meses les renuevan los contratos, los mandan a descansar una semana y hacen labores de permanentes; estas son prácticas de grandes transnacionales», dice el experimentado abogado laborista, William Collins.

El profesional del Derecho sostiene que la Ley de Empleo por Hora no es mala, porque reconoce derechos a los trabajadores, contrario a lo que sucede, por ejemplo, con el empleo temporal, comparó Collins.

“Esa Ley de Empleo por Hora, no es que sea mala, hay que hacerle algunas reformas, pero tienen que ser hechas por gente que sepa, que conozca, que esté en el día a día viendo cómo funciona esa ley para hacer las reformas que necesita”, sugirió.

Detalló que “la ley reconoce a los trabajadores el pago de la cesantía, el pago del décimo tercero y décimo cuarto mes de salario y vacaciones, están afiliados al Seguro Social y aparte de eso, ha venido a darle trabajo a muchos hondureños”.

“Entonces hay preocupación en las empresas y también en los trabajadores que están prestando sus servicios en estos call centers, verdad, porque yo estoy seguro que muchos, muchos van a quedar sin trabajo”, opinó Collins.

Entre las reformas que él recomienda a las empresas, «es que deben cambiar la forma de pago del décimo tercero y décimo cuarto mes, que, en lugar de estar abonando en los pagos semanales, que mejor lo acumulen para que el empleado lo reciba de una sola vez en el mes que le corresponde, ese sería uno de los cambios que amerita realizar», dijo.

“Entonces esa reforma deben hacerla. Y otra reforma que deben hacer, es que los empleados que trabajan bajo ese régimen, en un tiempo más corto puedan optar a la permanencia del trabajo en la empresa”, agregó.

A su criterio esos serían los únicos cambios que amerita se le hagan a esta ley porque por lo demás todo está bien, tanto para empresarios como para trabajadores.

Además, se mostró en desacuerdo con el nombre incorrecto que se le dio a la ley. “Porque cuando usted escucha empleo por hora es que usted entiende que se trabajan tres horas, cuatro, horas cinco horas, pero los empleados que lo desean si solicitan trabajar ocho horas se les permite la jornada completa; como también pueden trabajar tres horas, cuatro horas».

Eso por lo general en los call centers, comentó que es en donde hay más volumen de empleados bajo ese régimen. Otro de los puntos positivos que «granjea» la ley, dijo que es que le permite a los empleados que puedan tener varios trabajos a la vez.

“Y eso ayuda a la gente, a los estudiantes, pueden ir a estudiar si están en la universidad y de ahí se pueden dedicar a trabajar en dos jornadas de cuatro horas”, enfatizó.

Sí reconoció que hay casos en algunas empresas en que no se respetan los derechos laborales, pero defendió que ese no es defecto de la ley, sino una falla de quienes están obligados a supervisar que esa, como todas las demás leyes se cumplan.

“Ese no es defecto de la ley, es defecto de quienes no supervisan que la ley se cumpla. Mire, el salario mínimo que viene desde 1974, hay muchas empresas que todavía no pagan el salario mínimo, como la mayoría de empresas de seguridad, por ejemplo”, afirmó.

Empresas así, dijo que juegan con la necesidad de las personas. “Hay tiendas aquí en San Pedro que le dicen a la mujer ‘mire muchacha, venga a trabajar, le voy a dar 6,000 lempiras”, y como nadie las supervisa y como la necesidad entre la población es grande, pues ni modo, toca».

Como un buen ejemplo de empresas que se apegan a la legalidad, citó “yo conozco un Call Center aquí que paga 1,200 dólares al mes, allí no van metidos sus otros beneficios. Es raro la empresa que no paga todos los beneficios a los trabajadores en los call center”.

Por lo tanto recalcó que es la falta de supervisión que ha provocado derivar en abusos, como por ejemplo «algunas empresas de comidas rápidas, que tienen exoneraciones de impuestos y que cuando entró en vigencia esa ley, negociaron prestaciones con todos los trabajadores y a todos los volvieron a contratar, pero ahora bajo la modalidad de empleo por hora, cuando eso es ilegal”.

Señaló que lo anterior, «no es de desconocimiento para las autoridades y ¡vaya que sabe de lo que habla! Sabe porque digo que lo saben, porque un abogado de una de esas empresas era diputado. O sea que ellos saben que esa empresa está ilegalmente haciendo eso y siguen en lo mismo, lo cual es incorrecto”.

También, manifestó que «la misma ley señala que el máximo porcentaje que una empresa puede tener en empleo por hora es el 40% del total de la planilla, a excepción de los call centers, que allí sí le permite”.

Amplió que “lo que ocurre es que no hay supervisión de la Inspectoría de Trabajo para supervisar el cumplimiento de esa ley. Por eso digo que la ley no es mala. Más bien, en el Código de Trabajo hay una ley que esa sí es perjudicial y es el del trabajo temporal”.

“Porque a un empleado temporal no le pagan ningún beneficio, ni cesantía, ni décimo cuarto, ni décimo tercero, nada. Entonces ese de temporal sí deberían de reformarlo o eliminarlo, pero no el del empleo por hora”, enfatizó el abogado Collins.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 19 =