El Comando Cibernético de EEUU vigila a Rusia y está listo para «una guerra» por intromisión

El Comando Cibernético de los Estados Unidos (CyberCom) está desarrollando tácticas de guerra de información que podrían implementarse contra individuos importantes en Rusia si Moscú intenta interferir de alguna manera en las elecciones estadounidenses de 2020, según revelaron funcionarios estadounidenses al diario The Washington Post.

Según la investigación del Post, una de las opciones que contempla esta estrategia más proactiva del cibercomando es la de elegir como blancos a objetivos militares de alto rango, especialmente en los servicios de seguridad y el ejército, y a miembros de las élites rusas a través de una operación cibernética que logre acceder a sus datos personales u otra información sensible y demostrar que estos podrían ser usados de manera perjudicial para ellos si Moscú no cesa la interferencia en el proceso electoral estadounidense.

En principio el presidente Vladimir Putin está fuera del radar de estas posibles tácticas de guerra de información que podría llevar a cabo el comando cibernético, dijeron los funcionarios bajo anonimato, ya que un ciberataque contra el mandatario constituiría «una provocación demasiado arriesgada».

«Cuando los rusos colocan implantes en una red eléctrica, significa que están haciendo una demostración creíble de que tienen la capacidad de hacer daño si las cosas se intensifican», dijo Bobby Chesney, profesor de derecho de la Universidad de Texas, citado por el Post.

Las tácticas de identificar blancos individuales y conseguir acceder o controlar sus sistemas o datos no contemplan ningún intento de influir en la sociedad rusa en general y se concentran en ser una contramedida para combatir la interferencia electoral, dijeron los funcionarios.

Dentro de esta nueva estrategia, el CyberCom también valora implementar la desinformación coordinada, destinada a explotar las rivalidades dentro del gobierno ruso y las élites del poder y que ya ha puesto a prueba en otras ocasiones para contrarrestar ciberacciones ofensivas rusas.

Más agresivos y proactivos

Si bien este tipo de estrategias ya se contemplaba durante el gobierno de Barack Obama en 2016, no existía una verdadera voluntad de implementarlas y sobre todo debían pasar numerosos filtros para ser aceptadas, algo que se ha simplificado considerablemente a día de hoy.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


uno × uno =