El caso de Keyla Martínez ha sido cerrado, con la separación de dos agentes de policía: DIDADPOL

El titular de la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol), Allan Argeñal, djio este martés que el caso de la muerte de la enfermera Keyla Martínez bajo custodia policial en la posta de La Esperanza, Intibucá ha cerrado, después de hacer las investigaciones, y practicar las audiencias de descargo y agotar los trámites administrativos, agregando que por este hecho se separó a los dos agentes que estaban a cargo de la vigilancia de la estudiante dentro de la posta.

«Ahora le compete al Ministerio Público proceder contra los supuestos implicados del hecho», dijo Argeñal. Agregando que en cuanto a la causa de la muerte de la joven, Argeñal indicó que le corresponderá al Ministerio Público realizar las respectivas pesquisas.

La noticia del asesinato de Keyla Martínez dentro de una estación policial el 7 de febrero,  dio la vuelta al mundo,  centrando los ojos en la Policía Nacional,  y un accionar que deja muchas dudas sobre la transparencia en la policía y que volvió a despertar los fantasmas oscuros de impunidad y crimen que habían rondado durante años en la institución,

La policía aseguraba que Keyla se suicidó, sin embargo, el Ministerio Público desmintió esa versión, después de que la autopsia revelará que la joven enfermera murió por asfixia mecánica,  es decir, que fue asesinada dentro de una posta policial.

Añadió que, de los 18 policías que están nombrados en la posta policial en la que Keyla Martínez fue hallada sin vida en una de las celdas de la posta policial de La Esperanza, Intibucá, el pasado 7 de febrero de 2021, unos estaban de día de libre, otros haciendo operativos, otros dormidos y dos al cuidado de la joven, los que han sido separados de sus cargos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *