El abog. Mario Díaz revela su experiencia en la prueba de conocimiento y hace sus valoraciones

png_20221117_054513_0000


El abogado y notario Mario Díaz, quien pasó con buena calificación la prueba de conocimiento aplicada a los postulantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), contó en el programa "En La Mira", que el examen de él, en el turno de la mañana no tuvieron problemas con las preguntas, pues estaban completas y entendibles.

"Fui el primer grupo; el grupo que estuvo en examen de 8:00 a 11:00 de la mañana. En ese primer grupo estábamos 61, y después se dividió en tres, uno de 22, el otro de 20", y el otro de 19 aspirantes, comenzó diciendo el abogado.

En el espacio donde él estuvo, dijo que habían 22 postulantes.

Mencionó que en cada uno de los espacios virtuales había una persona que era el técnico, quien manejaba las computadoras y que en caso de un problema los auxiliaba.

El problema que se le presentó a él, señaló que fue porque debían cambiar la contraseña que estaba para entrar a la plataforma a familiarizarnos con ella. "Entonces la cambié y el día siguiente que la quise utilizar la máquina para hacer el examen, la contraseña no le funcionó, por lo que tuvieron que auxiliarlo y al final solucionaron", recordó.

El otro inconveniente fue por un momento la página donde estaban haciendo la prueba de conocimiento, a él y a otros de sus colegas se les puso en blanco, pero les resolvieron.

Comentó que en la plataforma habían 1000, de las cuales le salieron 100 a cada participante, para responder en un tiempo máximo de 3:00 horas. Memorizó antes el espacio era de 2:30, pero a petición de algunos notarios se extendió.

Para él, las preguntas que les realizaron fueron básicas, normales.

"En lo que a mí concierne eran preguntas normales, no tuve ningún tipo de dificultad en cada una de ellas. No están mal redactadas, están bien redactadas", resaltó.

Seguidamente, el profesional del Derecho, indicó que de 100 preguntas sólo le salieron tres de su área, que es Derecho Penal.

'Lo importante es que ya pasé; evidentemente me hubiera gustado sacar una major nota de la que saqué, porque siempre he estado acostumbrado a tener buen rendimiento académico, pero claro, como digo, la dificultad era las preguntas de otras materias de las cuales uno va perdiendo el contacto, por falta de uso", reconoció.

Respecto a si considera que las preguntas realmente están diseñadas para un aspirante a magistrado o de un estudiante de la carrera , dijo que "tiene mucho de eso; el examen tiene cierta formulación teórica, como que usted esté accediendo a una clase en la universidad, o a una maestría general por ejemplo, pero es muy difícil en un examen de esta naturaleza, por el tipo de examen valorarlo otra cosa que no sea ese tipo de conocimiento".

"He escuchado a muchos críticas, que son válidas, que por ejemplo aquí no se está evaluando su criterio jurídico, pero en una prueba de este tipo es muy difícil hacerlo, porque en un tipo de preguntas se incurriría en la subjetividad", argumentó.

El 15 de noviembre del 2022, la Junta Nominadora aprobó la apertura de revisión a la prueba de conocimientos realizada a los postulantes a magistrados, luego que otros aspirantes  dijeran que estaban incompletas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *