El 90% de crimenes contra abogados permanecen en la impunidad: CONADEH

muerte.26_LP749806_MG79051900


Los departamentos que presentan mayor riesgo para los abogados son Cortés y Francisco Morazán que registran el 70% de los crímenes, según los datos revelados por CONADEH.

La Comisionada Nacional de los Derechos Humanos, Blanca Izaguirre, condenó la muerte violenta de la Fiscal del Ministerio Público Karen Almendares, que se agrega a una larga lista de unos 200 profesionales del derecho que perdieron la vida en igual circunstancia y cuyos crímenes se mantienen impunes en más del 90% de los casos registrados desde el año 2004.

En el comunicado el CONADEH reconoce que, si bien los abogados cumplen una función esencial en la defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento del estado de derecho, es evidente que, en los últimos años, el ejercicio de esta profesión se ha convertido en una labor de alto riesgo para quienes la ejercen.

Registros del CONADEH indican que desde el año 2004 a la fecha, alrededor de 200 profesionales del derecho han perdido la vida en circunstancias violentas. Se estima que el 18% de las víctimas son mujeres.

En lo que va del año, al menos tres abogados han muerto en esas circunstancias, entre ellos el caso de la Fiscal del Ministerio Público Karen Almendares, ultimada el viernes 27 de mayo.

14 departamentos, escenario de muertes violentas para los abogados

De los registros del CONADEH se desprende que al menos, 14 departamentos del país han sido escenario de muertes violentas de abogados, sin embargo, el mayor riesgo se presenta en los departamentos de Cortés y Francisco Morazán que registran el 70% de los casos.

“Nos preocupa que la impunidad sigue siendo un enorme problema de país, que es más evidente cuando se violenta el derecho a la vida”, dijo Blanca Izaguirre.

Otro de los hallazgos revelados por el CONADEH es que, entre los profesionales del derecho fallecidos, desde el 2004 a la fecha, figuran especialistas en derecho penal, derecho mercantil, jueces de tránsito, de la niñez y de letras.

Además, fiscales del Ministerio Público, defensores públicos, asesores legales de sindicatos, de instituciones bancarias, instituciones del Estado, de organizaciones campesinas, ex operadores de justicia y otros que combinaban su profesión con otras actividades empresariales y religiosas.

También se detalla que la mayor parte de las víctimas fueron ejecutadas en el interior de sus vehículos, en algunos casos en compañía de sus hijos, esposa, de su trabajadora, de su conductor, de amigos e incluso de sus clientes. Otros fueron ultimados en su bufete, en su vivienda o a pocos pasos de la misma y en la vía pública.

Estado hondureño obligado a dar protección

La titular del CONADEH indicó que el Estado hondureño está en la obligación de garantizar que los abogados del país desempeñen sus funciones profesionales sin ningún tipo de intimidación.

Además, que se les debe brindar la debida protección a los abogados y su familia, principalmente cuando su integridad física y la vida, están en riesgo como producto del ejercicio de su profesión.

Concluyó agregando que es impostergable que el Estado hondureño, a través de las autoridades encargadas de la seguridad en el país, utilicen los recursos legales a su alcance para proteger el derecho a la vida de los habitantes.

También les instó a fortalecer la investigación y que exista una mejor coordinación entre los operadores de justicia para poner un alto a la impunidad que prevalece en el país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.