EEUU: Niña de 10 años murió a causa de ameba come cerebros

Lily Mae Avant, una niña de 10 años de Texas (Estados Unidos) murió tras ser infectada por una «ameba come cerebro» mientras nadaba en el río Brazos, que nace en este estado y desemboca en el Golfo de México.

Según informaron los medios estadounidenses, la menor primero experimentó un fuerte dolor de cabeza mientras se encontraba en el colegio, por lo que los maestros decidieron enviarla a su casa. Tras no mostrar ninguna mejoría, su familia decidió llevarla al Centro Pediátrico Cook Children, de Fort Worth, donde se confirmó el diagnóstico.

Provocada por la ameba Naegleria fowleri​ (un organismo unicelular que habita en aguas dulces cálidas), esta infección tiene una tasa de mortalidad del 97%. En Estados Unidos solo se registraron 147 casos desde 1962, de los cuales apenas cuatro sobrevivieron.

Cómo se contagia la «ameba come cerebro»

De acuerdo al Departamento de Salud de Carolina del Norte, la ameba no se contagia si entra al cuerpo a través de la boca. Sin embargo, puede ser fatal si ingresa por la nariz y llega hasta el cerebro: ocurre durante la inmersión en el agua de lagos, ríos o estanques; al practicar esquí acuático u otras actividades similares.

Naegleria fowleri es un organismo unicelular.

Naegleria fowleri es un organismo unicelular.

La contaminación en pileta es muy poco probable, pero suele suceder si no tiene el tratamiento adecuado de cloro. «Estas infecciones raras ocurren cuando hace mucho calor durante tiempos prolongados, que puede resultar en altas temperaturas del agua y bajo nivel de agua», informaron desde la entidad.

Los síntomas de la «ameba come cerebro»

Con respecto a los síntomas, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades estadounidenses aseguran que empiezan a sentirse entre uno y nueve días después del contagio.

En algunos sitios hay carteles informando la existencia de la bacteria Naegleria fowleri.

En algunos sitios hay carteles informando la existencia de la bacteria Naegleria fowleri.

El cuadro consta de dos etapas: la uno, donde el paciente empieza a sentir un severo dolor de cabeza frontal, fiebre, náuseas y vómitos; y la dos, que presenta intensos dolores de cuello, convulsiones, alteraciones mentales, alucinaciones y coma.

Cómo evitar la infección

El Departamento de Salud de Carolina del Norte informa sobre cómo evitar esta infección:

  • Limitar la cantidad de agua que ingresa por la nariz: ponerse un clip o evitar sumergir la cabeza en aguas dulces y cálidas.
  • No realizar actividades en el agua durante períodos de mucha temperatura y niveles bajos de agua. 
  • Evitar escavar y/o revolver sedimentos durante juegos acuáticos en zonas poco profundas.

Información tomada de El Clarín.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dieciseis − 7 =