EE. UU. reiniciará el programa fronterizo de la era Trump que obliga a solicitantes de asilo a esperar en México


La administración Biden reiniciará un polémico programa fronterizo de la era Trump que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en México para las audiencias de inmigración de Estados Unidos, de acuerdo con una orden judicial federal, dijeron el jueves funcionarios estadounidenses y mexicanos.

El presidente Joe Biden, un demócrata, ha luchado en su primer año en el cargo para revertir muchas políticas de inmigración de línea dura implementadas por su predecesor republicano, Donald Trump, y enfrenta un número récord de arrestos de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México.

Biden puso fin a la política de Trump conocida como los Protocolos de Protección al Migrante (MPP) poco después de su toma de posesión en enero como parte de una promesa de implementar lo que él llamó un enfoque más humano de la inmigración. Pero un juez federal dictaminó que la rescisión de Biden no siguió el procedimiento adecuado y en agosto ordenó el restablecimiento de la política. El gobierno de Estados Unidos dijo que tenía que esperar el acuerdo de México antes de reiniciar el MPP.

"Estados Unidos aceptó todas las condiciones que establecimos", dijo un funcionario mexicano.

Estados Unidos tomará medidas para abordar las preocupaciones humanitarias de México sobre el programa, dijeron funcionarios estadounidenses y mexicanos, incluida la oferta de vacunas COVID-19 a los migrantes que regresan y la exención de más categorías de personas consideradas vulnerables.

También se les preguntará a los migrantes si temen ser perseguidos o torturados en México antes de inscribirse en el programa y si tienen acceso a representación legal, dijeron funcionarios estadounidenses durante una llamada con periodistas el jueves.

Los defensores de la inmigración dicen que el MPP expuso a los migrantes a la violencia y los secuestros en peligrosas ciudades fronterizas, donde la gente acampaba mientras esperaba sus audiencias.

Cualquier migrante del hemisferio occidental podría ser colocado en el programa MPP reelaborado, dijo uno de los funcionarios estadounidenses. La cantidad de haitianos y venezolanos capturados en la frontera entre Estados Unidos y México ha aumentado en el último año, lo que se suma a una gran cantidad de personas mexicanas y centroamericanas que cruzan.

Al mismo tiempo, la administración de Biden todavía está tratando de poner fin al programa MPP, emitiendo un nuevo memorando de rescisión con la esperanza de que resuelva las preocupaciones legales de la corte.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo en octubre que el programa Trump tenía "fallas endémicas" y "costos humanos injustificables".

La agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, ha pedido que se ponga fin al programa, diciendo que pone en riesgo a los solicitantes de asilo y daña sus derechos al debido proceso.

"Los ajustes anunciados a la política no son suficientes para abordar estas preocupaciones fundamentales", dijo el representante de ACNUR, Matthew Reynolds, en un comunicado.

Fuente Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.