EE.UU. investiga asesinato de hijo del expresidente «Lobo» Sosa por su nacionalidad estadounidense 

png_20220801_041453_0000


El expresidente Porfirio Lobo Sosa reveló que Estados Unidos está investigando la muerte de su hijo, y agradeció el interés de la Embajada estadounidense por esclarecer la masacre del pasado 14 de julio en Tegucigalpa, la capital de Honduras.

"No se que pasó con mi hijo, estoy esperando que la autoridad nos indique, Said (hijo) era norteamericano por lo tanto recibí una llamada de la Embajada Americana solidarizándose y además de eso indicándome que ellos iban a participar y que iban hacer su investigación que es lo que hacen cuando le sucede algo a un ciudadano norteamericano en cualquier lugar del mundo", expresó el ex mandatario.

Said Lobo Bonilla, quien fue asesinado a tiros al salir de una discoteca de Tegucigalpa, junto a Luis Zelaya, sobrino del exjefe de las Fuerzas Armadas Romero Vásquez Velásquez, Salomón Vásquez Chávez y Norlan Enrique Rivera, el conductor del vehículo, tenía doble nacionalidad, es decir hondureña y estadounidense.

"Pepe" Lobo como es conocido el expresidente, agradeció al ministro de Seguridad, Ramón Sabillón porque se reunió con él y hablaron mucho, dijo que espera que sea quien brinde información de qué fue lo que pasó con el crimen de los cuatro muchachos, incluyendo su hijo.

"Debo agradecer al general Sabillón, me reuní con él y hablamos bastante y yo estoy esperando que ellos sean los que nos brinden la información de qué fue lo que pasó, independientemente de lo que pasó, que fue una ejecución terrible; ver esos vídeos para un padre es duro".

Además, manifestó que todavía no sabe para quién iba dirigido el ataque de los responsables de la masacre.

"No sabemos todavía, estamos esperando el resultado de las investigaciones y yo lo que quiero es que se encuentre a los verdaderos culpables de ese hecho y que reciben el castigo correspondiente, es lo más que podemos esperar", amplió.

Posteriormente, el exmandatario también agradeció el interés del gobierno de Estados Unidos por esclarecer la muerte de su hijo.

"Saber que tanto la justicia nuestra, más lo que puede significar de alguna manera el interés que tiene el gobierno americano, en esto se pueda esclarecer lo que pasó con mi hijo", expresó.

El crimen
La madrugada del jueves 14 de julio de este 2022, Said Lobo Bonilla, hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo (2010-2014), fue asesinado a tiros junto a otros tres amigos cuando salían de una discoteca de Tegucigalpa.

El ataque, que quedó grabado en las cámaras de seguridad, fue perpetrado por un comando de hombres armados que ingresaron al estacionamiento del edificio Torres de Morazán, donde estaban Lobo Bonilla, de 19 años y sus acompañantes.

De acuerdo con los reportes de las autoridades, el hijo del exgobernante fue sacado de su vehículo y después fue ultimado a balazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + trece =