Edmundo Orellana no da buen augurio a la ‘Lista Engel’ que procura frenar la corrupción en el Triángulo Norte

F3D0ED1C-2F62-4B82-B2B2-C3DEC8A7CC62

El Congreso de Estados Unidos aprobó la semana anterior, la denominada Ley de Compromiso de Mejora del Triángulo Norte que está compuesta por dos grandes componentes, orientados en frenar la migración ilegal y crear una lista de personas vinculadas a actos de corrupción.

Este listado ha comenzado a conocerse como la Lista Engel, en referencia al apellido Eliot Engel, de uno de los congresistas que impulsó la legislación.

La misma contempla la creación de una estrategia de cinco años para mejorar las condiciones económicas, democráticas y de seguridad de Guatemala, Honduras y El Salvador, con la idea de frenar la migración irregular hacia el país del Norte, y la publicación anual de una lista de personas que hayan cometido actos de corrupción o que hayan socavado la democracia en dichos países.

En Honduras, el primer Fiscal General con que contó el país, no prevé mayor éxito a la iniciativa norteamericana, en especial, porque Estados Unidos echó a tierra la oportunidad de oro que tuvo con el trabajo de la Maccih, si es que en verdad les interesaba por lo menos desacelerar el proceso de corrupción en Honduras, expresó.

“Aquí hay una pregunta, cuál es el criterio que van a utilizar, si es que tengan procesos pendientes, o que ya hayan condenas, serán las mismas personas que ya sabemos quienes son las que van a salir expuestas en la lista y la única sanción va a ser la cancelación de la visa”.

“Aquí lo que tenemos que destacar es que Estados unidos tuvo una magnífica oportunidad para hacer efectiva esa lucha en forma directa a través de la MACCIH, pero sin embargo callaron, fueron cómplices con su silencio, cuando el Gobierno de Honduras, tanto el Congreso como el Ejecutivo expulsaron a la MACCIH”, recordó el exfiscal general hondureño.

Y agregó. “Yo creo que va a ser muy difícil para Estados Unidos hacer señalamientos a quienes no hayan sido expuestos ya públicamente; porque está el clamor público por otro lado, hay denuncias que nunca llegan a los tribunales, hechas por las mismas autoridades, que se han hecho las investigaciones pero que no han prosperado y que han sido tan notorias tan escandalosas que eso puede dar motivo para que el Departamento de Estado los consigne en la lista”.

“Pero tendrá que ser de gran dimensión, así entiendo yo; de otro modo se miraría como una persecución, como una violación los principios éticos fundamentales, como es el hecho del Estado de Inocencia de las personas, que lo expongan públicamente sin que hay ni siquiera haya ese clamor público”, expuso el abogado Orellana.

En la justicia hondureña, hay algunos que ya tienen juicio, otros que están exonerados, a sabiendas que han cometido el delito de corrupción. “Sabemos de la actitud de la Corte Suprema de Justicia que no es satisfactoria, no es de acuerdo de los patrones éticos que supuestamente debe manejar la justicia en Honduras”.

Eso lo manifestó con base a denuncias formuladas desde el Ministerio Público a través de la Uferco,  expuso también que hay casos de magistrados de la CSJ que han integrado Tribunales de Excepción y que han sido denunciados por prevaricato.

“Y eso lo que le indica a usted es que si esa lista se va a establecer con criterios objetivos, esas denuncias las tienen que tomar en cuenta, esos magistrados que fueron denunciados por la Uferco seguramente tendrán que aparecer en esa lista, si es que esa lista se hace con criterios objetivos”, finalizó el también catedrático universitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 5 =